Antonio Nieto Director de El Global | viernes, 17 de junio de 2016 h |

Las comunidades autónomas en su afán por hacer del sistema sanitario un sistema sostenible se olvidan en muchas ocasiones de construir un sistema basado en la equidad. Las medidas unilaterales, polémicas y en muchos casos injustas se enfrentan a la lupa de los diferentes tribunales de justicia para remodelarse, transformarse o simplemente desaparecer. Un ejemplo claro de estas políticas son los medicamentos de Diagnóstico Hospitalario, los famosos DH. Lo que nació como una ocurrencia autonómica se convirtió en una medida a nivel nacional con el listado del Ministerio de Sanidad. Después, comunidades como Valencia y Andalucía siguieron sacando medicamentos del canal farmacia a su antojo hasta que el Tribunal Supremo le paró los pies, aunque no estén haciendo mucho caso a la sentencia dicho sea de paso.

El caso es que Valencia está empezando a comprobar cómo esto de sacar fármacos de la farmacia para que se dispensen en el hospital no es tan interesante como parecía y empieza a dar marcha atrás a la hora de derivar nuevos medicamentos hacia la farmacia hospitalaria. Los datos así lo reflejan y la práctica diaria lo corrobora. No hay ahorro, ni ventajas para el usuario, ni mucho menos para los servicios de farmacia hospitalaria, algunos ciertamente desbordados. Lo que se lleva tiempo denunciando empieza a confirmarse. La realidad, al final acaba imponiéndose a la teoría. ¿Y qué hacemos ahora? Básicamente, aplicar el sentido común. Reunir a todos los implicados, encontrar puntos de encuentro y alcanzar la solución que permita acabar con el sin sentido en el que se está convirtiendo este asunto. Todos y cada uno de los actores implicados han mostrado su disposición a llegar a un acuerdo. Solo falta que el gobierno de turno disponga. Un gobierno que se decidirá el próximo domingo en las urnas. Qué lástima que la campaña esté pasando sin pena ni gloria en el plano sanitario. Más de lo mismo, una auténtica pena.

No hay ahorro, ni ventaja alguna a la hora de sacar fármacos de la oficina de farmacia de cara a su dispensación en el hospital