Antonio Nieto Director de El Global | viernes, 08 de julio de 2016 h |

Las malas decisiones siempre acarrean consecuencias negativas. Es un hecho. Cuando la por entonces ministra de Sanidad Ana Mato aconsejada por su secretaria general, Pilar Farjas, a instancias de la Aemps decidió sacar de la farmacia las vacunas de la varicela y de la meningitis B, en una polémica decisión, no advirtió el problema que iba a generar cuando se restituyó su status y volvió al canal farmacia. Lugar, por cierto, del que nunca debió salir.

La cuestión es que el problema de desabastecimiento que se ha producido con alguna vacuna, y que poco a poco se ha ido subsanando, entra dentro de la normalidad en un tipo de fármaco complejo de elaborar y que necesita de una planificación más allá de las caprichosas decisiones políticas. Por tanto, es importantísimo que las ocurrencias cuando se tomen se hagan de una manera y con un conocimiento total de las implicaciones que tienen. Al ya conocido y grave problema de salud pública que esa decisión pudo haber creado, se sumó en los pasados meses situaciones de cierta alarma a las que no se tenía que haber llegado nunca por la falta de producto en las farmacias.

En cualquier caso, hay que aprender de esto. No hay otra lectura. Aprender para no cometer los mismos errores teniendo muy claro que con la salud no se puede jugar y que la responsabilidad de los dirigente va más allá de filias, fobias o cualquier componente subjetivo. Lo importante, como contamos esta semana en las páginas de EG, es que todo está volviendo a la normalidad, es verdad que no al ritmo que todos hubiéramos deseado, pero podemos hablar de normalidad.

Terminar dando un nuevo aplauso a la labor de los farmacéuticos que han tenido que lidiar con el nerviosismo y la alarma de la población que no podía acceder a la vacuna de la meningitis en los últimos meses. Labor callada pero importante, una vez, la de la farmacia comunitaria.

Es clave aprender de los errores para no volver a cometerlos y sacar las vacunas de la farmacia fue un error importante