Premios BiC 2020
| domingo, 05 de octubre de 2008 h |

redacción

Bruselas

La Asociación Europea de Distribuidores Farmacéuticos (GIRP) solicitó a los ministros de Sanidad de la Unión Europea su apoyo para “garantizar la distribución sostenible que haga realidad el acceso a los medicamentos”. Éste fue el mensaje lanzado por el presidente de esta asociación, Rene Jenny, durante la reunión periódica mantenida por el GIRP el 1 y 2 de octubre en Bruselas.

En este sentido, Jenny se refirió a la Recomendación 7 sobre “El acceso a los medicamentos para los ciudadanos de la UE”, y precisó que desde la asociación europea se ofrecía “todo el aliento para la aplicación de esta recomendación”. Así, exhortó “a todos los ministros de Salud de la Unión Europea a tener en cuenta que la plena accesibilidad al medicamento está únicamente asegurada cuando los pacientes pueden disponer del medicamento que necesitan, y ésa labor es la que realizan los distribuidores de amplia gama, siempre sobre la base de una remuneración sostenible”.

Mercados pequeños

Por otro lado, durante la reunión se consensuó un documento, “Garantizar el acceso a medicamentos en los pequeños mercados de Europa”, en el que se destacó el papel que juega la distribución “como servicio público que permite que los medicamentos estén en las farmacias europeas”. Sin embargo, Jenny quiso resaltar que los problemas surgidos por la puesta en marcha de ventas directas por parte de los laboratorios, una práctica instalada en gran parte de Europa, “demuestra una correlación entre los problemas para acceder a los medicamentos con la ausencia de distribuidores de amplia gama en algunos países europeos”.

A este respecto, manifestó que hasta el año 2004 los estados miembro no se habían enfrentado a los problemas de acceso, algo que ha acontecido con la presencia de estados con mercados pequeños, que favorecen la distribución directa.