carlos b. rodríguez Madrid | viernes, 31 de enero de 2014 h |

A pesar de que el efecto del copago por renta solo se dejó ver a lo largo de seis meses de 2013 (en julio comenzó a hacer efecto en País Vasco y dejó de notarse en el resto de autonomías) y que en el último trimestre del ejercicio todas las variables crecían ya en positivo en el global del SNS, los objetivos de ahorro siguen su curso. El gasto farmacéutico acumula cuatro años consecutivos de descensos (en 2013 un 6,1 por ciento), frente a los dos que suma el número de recetas y los cinco de bajada del gasto medio.

Desde 2010 (reales decretos-ley del gabinete socialista) y hasta la entrada en vigor del RDL 16/2012, fue la tensión sobre la oferta, por la vía de los precios, la que hizo casi todo el trabajo. Cuando su efecto empezaba a flojear, el copago farmacéutico por renta volvió a acelerar la caída del gasto medio (esta variable acabó 2013 en los 10,68 euros, un 0,09 por ciento menos que el año anterior), al tiempo que comenzaba a reducir de forma considerable el número de recetas (en 2013 se facturaron 859,5 millones, un 5,93 por ciento menos que en 2012).

El último trimestre de 2013 muestra un crecimiento de ambas variables, un atisbo del repunte que está por venir y que se consolidará este año, al menos hasta que entren en vigor los precios de referencia. Pese a que tanto el número de recetas como el gasto medio por receta finalizaron 2013 en términos negativos, el impacto del copago se diluye, al menos por la vía de los precios, si se compara con los datos del ejercicio 2012.

El descenso en las recetas no ha sido muy inferior (en 2012 bajó un 6,12 por ciento), pero el gasto medio se encuentra cerca del 0, cuando hace 12 meses registraba una bajada del -6,55 por ciento. Todo ello se ha dejado ver en el gasto. La entrada en vigor del nuevo sistema de aportación llevó la factura de 2012 a un descenso del 12,26 por ciento, el doble del que se ha registrado en 2013. Pese a tal, los datos permiten a Sanidad presumir de ahorros. El año pasado se sumaron 587,69 millones de euros, que dan un total de 2.800 desde julio de 2012.

Los retrocesos experimentados en los últimos años tanto en gasto farmacéutico, como en número de recetas y en gasto medio indica, también, que las cifras globales del gasto continúan caminando hacia atrás en el tiempo. El gasto medio no ha variado desde 2012 y continúa en niveles de 1999. No ocurre lo mismo con el resto de variables.

El número de recetas está ahora en niveles similares a los de 2008; el gasto per cápita, en niveles de 2002, y el del SNS, que en 2012 quedó en niveles de 2004, está a caballo entre ese ejercicio y el de 2003, con una diferencia fundamental: hace una década no había presión sobre la demanda. Hoy, el SNS gasta en medicamentos lo que hace diez años, con 153 millones de recetas menos.

El caso de Galicia

En diciembre, además del País Vasco, solo registraron descensos en la factura y en el número de recetas la Comunidad Valenciana y Madrid. Catorce experimentaron un incremento en ambos conceptos, aunque sin duda el ejemplo más excepcional es el de Galicia.

Diciembre de 2013 equilibró los desfases que se produjeron en noviembre y diciembre de 2012, cuando el gasto de la Xunta cayó un 38 y un 53 por ciento. El pasado diciembre, la media nacional de incremento en el número de recetas fue del 6,65 por ciento, pero en Galicia subió hasta el 82,90 por ciento. Asimismo, la factura creció un 6,82 por ciento de media en el SNS en diciembre de 2013, salvo en la comunidad gallega, donde se incrementó un 83,02 por ciento.

-4,8%

El gasto del País Vasco

Lidera las reducciones en la factura desde de julio de 2012, pero aún así su gasto acumulado no llegó a la media de reducción de gasto del SNS: 4,8 frente al 6,01 por ciento.

-3,3%

Las recetas valencianas

Los datos de diciembre ponen en evidencia el número de recetas facturadas en Valencia. En pleno efecto del fin de copago, la región lidera el control de la demanda.

83%

Galicia, desbocada

Los datos registrados en diciembre de 2013 corrigen las desmesuradas reducciones que registró un año antes. Galicia ha subido un 83 en gasto y un 82 en recetas.