juan anguita Córdoba | viernes, 09 de noviembre de 2012 h |

La importancia de la alimentación en las farmacias se ha incrementado en los últimos años, sobre todo en el área relacionada con la nutrición infantil. Y es que, la recomendación del farmacéutico a la hora, por ejemplo, de seleccionar leches infantiles, es de suma importancia. Una Atención Farmacéutica de la que Ana Sierra, vocal de Alimentación del COF de Córdoba y del Cacof, es una experta.

Pregunta. La Nutrición ocupa un espacio muy importante dentro de la farmacia, y la nutrición infantil mucho más, ¿no?

Respuesta. Las farmacia dan unos 20 millones de consejos al año relativos a nutrición: aspectos como la alimentación del bebé, interacciones alimento-medicamento, correcta alimentación de las personas mayores… Con el objetivo de mejorar la salud y calidad de vida de la población, y respondiendo a la responsabilidad sanitaria y social del farmacéutico, nacieron los planes de Educación Nutricional a la Población (Plenufar), involucrándose en la educación nutricional de la población. En el último de estos planes, la población elegida fueron las madres en estado de preconcepción, embarazadas, madres lactantes y primeros meses del recién nacido, ya que somos conscientes de la importancia y la trascendencia de la alimentación de este grupo, tanto para ellas como para la salud futura de su hijo.

P. ¿La figura del farmacéutico, y más desde la irrupción de Internet, es fundamental en este campo?

R. Internet es un arma de doble filo en cuanto a información. El no conocer la procedencia de la fuente de información, el no poder verificarla y el no saberla interpretar correctamente, puede llevar a conclusiones erróneas. Por otro lado, cada niño es diferente a otro, y aunque existan unos patrones hay que adaptarlos a las peculiaridades de cada uno. El farmacéutico de cada barrio conoce a sus pacientes y puede, en un trato mucho más directo, asesorar con fiabilidad a los padres en las consultas sobre sus hijos.

P. ¿Es fundamental la coordinación entre médicos y pediatras?

R. Es fundamental la coordinación de todos los profesionales sanitarios y aunar esfuerzos para prevenir o solucionar los problemas referentes a la salud de la población. Hay terreno suficiente para que cada uno trabaje su área y se complementen entre todas. Se trabaja mucho en todos los campos, pero, al no existir una coordinación entre todos, hay veces que se duplican estos trabajos, y en otras ocasiones ocurre que hay áreas que se quedan fuera. Hay que buscar sinergias e integrar acciones que repercutan en la salud.