| martes, 13 de diciembre de 2011 h |

El Ejecutivo andaluz prevé sacar en enero la primera convocatoria del decreto de subastas, que se realizará en torno a tres grupos: los protectores gástricos, las estatinas y los inhibidores de agregación plaquetarias, por ser los más consumidos en Andalucía. Así lo aseguró la consejera de Salud regional, María Jesús Montero, al término de la reunión del Consejo de Gobierno que, entre otras medidas, aprobó el decreto-ley de medidas urgentes de prestación farmacéutica.

Según Montero, las arcas públicas conseguirán un retorno de entre 40 y 200 millones de euros por esta convocatoria, que habitualmente tendrá una duración de dos años. Asimismo, insistió en que los márgenes de la oficina de farmacia y la distribución no se verán afectados, y que el ahorro saldrá exclusivamente de los laboratorios farmacéuticos.

La consejera insistió en la necesidad de esta medida, dado el elevado peso que el gasto farmacéutico tiene sobre el conjunto del gasto sanitario en España en comparación con los países de la OCDE. Asimismo, resaltó que se trata de conseguir una “economía de escala” que tendrá más efecto cuanta más competencia exista en las moléculas sacadas a concurso.

El decreto aprobado, que tiene que ser ratificado por el Parlamento andaluz antes de que acabe el año, contempla también la extensión de la factura informativa a las oficinas de farmacia y la creación de un fondo de ayuda para mantener las farmacias ubicadas en pequeños núcleos poblacionales. A ellas irá un 10 por ciento de los retornos obtenidos mediante las subastas.