En la convalidación del RD Ley 4/2010, la ministra aseguró que trabajarían en ello

La mayoría de los grupos parlamentarios solicitaron desarrollar estos fármacos

| 2010-04-30T17:19:00+02:00 h |

redacción

Madrid

“El fomento de los medicamentos genéricos es algo en lo que nos vamos a poner a trabajar mañana mismo”. Con esta promesa cerró la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, el pleno del Congreso de los Diputados en la que se convalidó el Real Decreto Ley 4/2010 sobre racionalización del gasto farmacéutico. Y es que, durante el debate, en el que todos los grupos parlamentarios dieron su visto bueno a la convalidación del texto legislativo, hubo unanimidad en las peticiones para poner en marcha medidas de fomento y desarrollo de los medicamentos genéricos.

Para la mayor parte de la cámara, esta nueva normativa castigará demasiado a este tipo de medicamentos. En contrapartida, el portavoz de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, aseguró que “los fármacos innovadores se llevan el 75 por ciento del gasto farmacéutico y no han sido tocados en este RD”. Tras estas palabras, mencionó que “un fármaco genérico no puede ser el pagano del ajuste, las medidas deberían ser más equilibradas”.

Es solamente una de las opiniones en favor de los genéricos que se escucharon en el debate. Así, desde el Grupo Popular, Mario Mingo afirmó que “el ahorro con los genéricos va a tener destrucción de empleo”. Asimismo, la portavoz de CiU, María Concepció Tarruellas, recordó que las actuaciones en materia de fomento de los genéricos son una herramienta “que tienen que utilizar las comunidades autónomas”.

Por otro lado, desde BNG, a través de María Olaia Fernández, se recordó que en el momento de elaboración del texto legislativo “hubo voces que decían que podía tener consecuencias para el sector” de genéricos.

Para mitigar el efecto que tendrá la aplicación de las medidas en la industria de genéricos, Joseba Agirretxea, portavoz de Sanidad del PNV, propuso “hacer campañas que fomenten el uso del genérico, porque creo que es una vía válida y necesaria, como ha sido demostrado en otros países”. Además, Agirretxea estimó que podían “haber sido más contundentes con la industria farmacéutica que no produce genéricos”.

Es decir, los grupos parlamentarios coincidieron en la “necesidad” de ayudar a la industria del genérico tras aprobarse el real decreto ley, por lo que tanto desde el Grupo Socialista como desde el Ministerio de Sanidad y Política Social, se acordó empezar a trabajar para ayudar a un sector que no está al nivel europeo.