| viernes, 16 de diciembre de 2011 h |

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado este viernes el decreto-ley 3/2011 por el que se aprueban medidas urgentes sobre prestación farmacéutica del Sistema Sanitario Público de Andalucía, después de que el pasado martes fuera aprobado por el Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma.

El decreto-ley establece los mecanismos de funcionamiento de las subastas de medicamentos que se establecerán en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), en principio para tres grupos de medicamentos (protectores gástricos, estatinas y los inhibidores de agregación plaquetaria), pero que podría ser extendido a todos los principios activos con, al menos dos medicamentos en el mercado con precio igual o inferior al precio menor. De igual modo se actuará con los productos sanitarios aunque, a día de hoy no se ha avanzado a qué productos afectará inicialmente.

Los criterios que seguirá el SAS para sacar a concurso los grupos terapéuticos afectados por las subastas será el de mayor coste para en los grupos exentos de aportación económica en la dispensación de recetas.

El decreto-ley, que deberá ser convalidado la semana que viene por el parlamento andaluz en el que podría ser el último pleno ordinario de la legislatura, incluye en esencia los mismos parámetros que se expusieron en el proyecto de decreto sometido a las alegaciones del sector. Por este motivo, la sorpresa por la utilización de la figura legal de decreto-ley, que dificulta los recursos judiciales a la norma así como su paralización, ha sido una de las cuestiones más planteadas por los representantes del sector.