| martes, 25 de septiembre de 2012 h |

El adelanto electoral anunciado por el presidente de Cataluña, Artur Mas, ha borrado de un plumazo la vía abierta en el Parlamento de Cataluña para investigar las supuestas irregularidades en la gestión de la sanidad regional. La Comisión, que incluía entre otros las comparecencias del actual consejero de Salud, Boi Ruiz, y de su antecesora, Marina Geli, desaparecía así horas depués de aprobarse su creación.

La comisión quería arrancar con la voluntad de “poner luz” sobre las presuntas irregularidades cometidas en la Sanidad catalana, tal y como remarcaron todos los grupos parlamentarios en sus intervenciones iniciales. Así, el diputado de ICV-EUiA Josep Vendrell subrayó la importancia de esclarecer lo sucedido y acometer las reformas necesarias para que esto no vuelva a suceder: “Nuestra voluntad no es cuestionar la sanidad pública, sino lo contrario”. También la diputada de ERC Carme Capdevila defendió la importancia de buscar mecanismos para que no se repitan las irregularidades en la Sanidad pública pero sin “ensuciar” un sistema que, según dijo, ha funcionado razonablemente bien. Por su parte, el portavoz de C’s, Jordi Cañas, llamó a “liberar de opacidad” el sistema sanitario catalán, mientras que desde el PSC y CiU apostaron por tratar de esclarecer los hechos y disipar las sospechas que se ciernen sobre la sanidad catalana.