PharmaMar instalará en Madrid un centro de investigación preclínica y

Rovi ofrece continuidad a la planta de MSD en Alcalá de Henares

| 2009-07-26T17:00:00+02:00 h |

Aunque muchas personas estén ya pensando en las vacaciones estivales y cómo afrontar un otoño oscuro en las previsiones económicas, las compañías farmacéuticas siguen dando muestras de su apuesta por nuestro país y el empeño por mejorar la situación económica, así como colaborar en el cambio del modelo productivo español. Este impulso se ha materializado en dos iniciativas llevadas a cabo la semana pasada.

Por un lado, la biotecnológica PharmaMar ha inaugurado su nuevo centro de investigación preclínica en Tres Cantos. Mediante una alianza con Vivotécnica trasladará las actividades que en la actualidad se desarrollan en Boston, en una actuación que muestra, una vez más, la apuesta de la compañía por nuestro país.

Por otro lado, el acuerdo al que han llegado Rovi y Merck Sharp & Dohme (MSD) para la transferencia de la titularidad de la planta de producción que esta última posee en Alcalá de Henares (Madrid) es una gran noticia que evita la destrucción de tejido productivo de gran importancia en nuestro país, además de los empleos directos e indirectos que mantiene, y que se asegure la continuidad de las exportaciones que se realizan desde esa planta.

Se trata de dos iniciativas que, además que ayudar a cada una de las compañías por separado, favorecerán el asentamiento en nuestro país de un tejido productivo y del conocimiento relevante. Y es que la industria farmacéutica está dando muestras de que el ofrecimiento realizado al Gobierno de España en relación a la consolidación de sus actividades en nuestro país no era un brindis al sol. Las compañías farmacéuticas están poniendo todo lo que está en sus manos para que ese proyecto de inversiones, internacionalización, exportaciones, investigación y empleo vaya poco a poco tomando cuerpo y haciéndose realidad.

Y lo hacen en un entorno difícil para la economía y con una contención del gasto en medicamentos que hace mucho tiempo no se veía, por lo que estas actuaciones cobran, si cabe, una mayor importancia por el esfuerzo inversor que representan.