La industria debe preguntarse por qué periódicamente aparecen reportajes que dañan su imagen. Minimizar las causas y no afrontarlos, justificándolo como un chantaje, no soluciona el problema
| 2011-09-30T16:20:00+02:00 h |

Al mismo tiempo que Ana Pastor reconocía en el Círculo Ecuestre de Barcelona que gracias a Glivec, el medicamento para la leucemia mieloide crónica de Novartis, los pacientes sobrevivían en más de un 95 por ciento, cuando antes fallecían en un 98 por ciento, se producía un revuelo por un reportaje de televisión que incidía en que las patentes de medicamentos son un privilegio de la industria innovadora.

Se trata, sin duda, de un reportaje que no muestra cómo es en realidad el sector, su compromiso con la investigación y con el paciente. Y esto es, no solo compatible, sino necesario, con el hecho de obtener beneficios para seguir investigando. Sin duda, un reportaje duro y hasta injusto con profesionales del sector farmacéutico que trabajan en empresas comprometidas con nuestro país. Pero no es un hecho aislado, los ataques sobre “el invento de enfermedades” que diarios como El País han desarrollado en el pasado reciente son algo que muestra la complejidad de la relación con los medios de comunicación.

Simplificar el problema y trasladar por parte del departamento de comunicación de Farmaindustria que el reportaje sobre “la verdad del gasto en medicamentos” es un intento mezquino de chantaje, requiere de una profunda reflexión sobre en manos de quién se está dejando algo tan importante como la gestión de la imagen pública del sector farmacéutico.

Resulta necesario que en el seno de la patronal se realice un análisis sobre el nuevo entorno político y sobre la necesidad de establecer una relación fluida con todos los medios, y cómo afectará el nuevo mapa a la estrategia de comunicación del sector. Estas crisis que se producen periódicamente y que muestran la escasa información sobre el sector por la sociedad, solo pueden combatirse con información veraz y conocimiento. Esto sitúa a la prensa especializada en un lugar de necesaria colaboración con los medios generalistas, aportando su experiencia y capacidad de reflejar la opinión de expertos del sector, hombres y mujeres con responsabilidades políticas, empresariales y profesionales.