M. J. Q. Madrid | viernes, 08 de julio de 2016 h |

Han pasado dos años desde que la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid con su presidente, Luis González, al frente, tomase posesión de sus cargos en la institución farmacéutica madrileña. Dos años que han dado para mucho, como indica el propio González en su balance del ecuador de su legislatura, periodo en el que ya se ha cumplido el 85 por ciento del programa con el que acudió a las elecciones.

Pregunta. En el ecuador de su primera legislatura al frente del COF de Madrid, ¿qué balance realiza?

Respuesta. Creo sinceramente que no puede ser más que positivo. Esta Junta de Gobierno se presentó a las elecciones con un programa que recogía un gran número de compromisos: renovación del concierto, incrementar la oferta formativa, abrir el debate para acabar con las deducciones que sufren las farmacias, avanzar en el desarrollo de nuestra Ley de Ordenación Farmacéutica… Dos años después ya hemos cumplido el 85 por ciento. A nivel personal estoy muy orgulloso de estar cumpliendo una de las máximas con las que llegué a la presidencia de la institución: que el colegiado se sienta más representado en el colegio.

P. ¿Cuales son los principales cambios que han introducido respecto a la gestión del colegio?

R. Se han realizado cambios para hacer que el colegiado sienta suyo el colegio, sea cual sea su modalidad de ejercicio. Para lograrlo hemos reforzado el servicio de atención al colegiado; facilitado vías de comunicación más directas, ágiles y comprensibles con ellos; modificado el marco económico y financiero…

P. Uno de los primeros retos que se encontraron fue la negociación del nuevo concierto. En el texto se suprimía el descuento obligatorio del 10 por ciento en la facturación por el suministro a residencias, amén de mantener este servicio. ¿Qué importancia tiene este logro?

R. La desaparición del descuento del 10 por ciento en las recetas de los pacientes institucionalizados en centros sociosanitarios de la región en el nuevo concierto fue un logro importante, ya que perjudicaba a más de 300 colegiados. Además, el nuevo concierto, otra promesa electoral cumplida, proporciona cuatro años de tranquilidad para los farmacéuticos madrileños, ya que actualiza los honorarios de formulación magistral; mejora las garantías de pago a las farmacias; sienta las bases para la puesta en marcha de nuevos servicios; consolida que se reconozca y aproveche el conocimiento del farmacéutico como profesional experto en el uso de medicamentos mediante un programa anual de atención farmacéutica y de seguimiento farmacoterapéutico; profundiza en la correcta aplicación de la receta electrónica; mantiene la ayuda a las farmacias VEC de la región…

P. También se firmó un convenio de colaboración con la Consejería para implicar a las farmacias en estrategias sanitarias. ¿Qué recorrido tiene?

R. Es un acuerdo pionero que coloca al farmacéutico ante el futuro de la profesión y pone a las farmacias al servicio de diferentes proyectos de información, prevención de la enfermedad y promoción de la salud. El primer paso dado dentro del marco de este acuerdo ha sido la participación en la campaña de información y alertas sanitarias de verano, enmarcado en el Plan de Vigilancia de los Efectos de las Olas de Calor sobre la salud 2016 de la Consejería de Sanidad. A este le seguirán otros proyectos que deberán ser definidos y diseñados: gripe, vacunación, hipertensión, diabetes…

P. En los actos públicos que coinciden parece constatarse mucha “complicidad” con el Consejero de Sanidad regional. ¿Es así más fácil poder desarrollar iniciativas conjuntas?

R. Las farmacias madrileñas han demostrado que se puede confiar en ellas. Tener al frente de la Consejería de Sanidad a un interlocutor que tiene presente nuestra implicación y conoce lo que representamos dentro del SNS facilita el que haya una excelente sintonía para llegar a acuerdos y desarrollar iniciativas que tengan como finalidad proteger y mejorar la salud de los ciudadanos madrileños y poner en valor la labor del profesional farmacéutico.

P. ¿Qué servicios pueden ser una realidad en las farmacias a corto plazo?

R. A través de la Comisión de Seguimiento del concierto se ha abierto la puerta a la paulatina implantación de servicios profesionales en las farmacias y sus vías de financiación a través de la Administración, de las compañías de seguros o de las aportaciones de los pacientes.

P. Es habitual que usted reclame públicamente la derogación del RD 5/2000. ¿Hay que insistir hasta conseguir el objetivo?

R. Es un compromiso electoral y, por tanto, algo que cumpliré. Trabajaré para que la voz del colegio sea escuchada en este asunto, porque callarnos sería aceptar de por vida una doble imposición fiscal que origina un grave perjuicio económico a las farmacias.

P. Aunque en su origen fue presentado como “urgente” y “temporal”, ¿ve factible que las Administraciones acepten quedarse sin esta fuente de ingresos directos?

R. Está claro que urge abrir un debate, sosegado y serio, para hacer entender a la Administración que la situación de la farmacia en la actualidad poco tiene que ver con la que se vivía en 2000, cuando por real decreto se establecieron deducciones a las farmacias en función de su nivel de facturación. Después de 16 años debemos dar carpetazo a esta medida que fue presentada como temporal. Creo que no hay nadie en la profesión que vea razonable la razón de ser actual de esta medida.

P. Otra de sus reivindicaciones es la dispensación de DH en las farmacias. Incluso, ha pedido que Madrid pilote la dispensación de DH. ¿Han recibido alguna respuesta por parte de la Consejería? ¿Lo ve factible?

R. Que estos medicamentos vuelvan a la farmacia no es solo una reclamación del sector sino que es una necesidad para que el paciente sea el centro del sistema y sea el sistema el que se mueva a su alrededor. La propuesta para incluir dos farmacias en la experiencia piloto en Hepatitis C que va a realizar en Fuenlabrada la Consejería de Sanidad está sobre la mesa y debería servir para probar la capacidad de las farmacias en la dispensación y seguimiento a los pacientes con este tipo de tratamientos. En Alemania y Austria las farmacias dispensan fármacos de Hepatitis C. ¿Somos menos profesionales que nuestros compañeros alemanes y austriacos?

P. ¿Sería un buen momento para pilotar la dispensación de antivirales en las farmacias participantes y evaluar así una mejor accesibilidad del paciente a estos tratamientos?

R. Las farmacias están capacitadas profesionalmente para llevar a cabo la dispensación de medicamentos y el seguimiento de los pacientes. ¿Pilotar la dispensación de antivirales? Estamos preparados.

P. Consejería y COF también trabajan en la nueva LOF regional. ¿Qué modificaciones cree que debe recoger?

R. Es un texto que data de 1998 por lo que está fuera del contexto socioeconómico actual. Es necesario empezar de nuevo y no seguir añadiendo parches. El nuevo texto debe responder a tres aspectos: dotar a la farmacia de un nuevo rol dentro del SNS, responder a las necesidades de la sociedad y colmar las aspiraciones de los profesionales farmacéuticos.

P. El COF de Madrid ha abierto un periodo para que los colegiados transmitan sus propuestas cara a esta futura LOF. ¿Qué importancia tiene dar voz al colegiado en un asunto así?

R. La participación del colegiado en las cuestiones que le afectan fue otro de los compromisos electoral. En la redacción del nuevo proyecto de Ley de Ordenación Farmacéutica consideramos fundamental las aportaciones que puedan hacer los colegiados. El colegio está para escuchar a sus colegiados, para ser sensible a sus inquietudes y solucionar sus problemas. El colegio no es su presidente o su Junta de Gobierno, son sus colegiados y, por tanto, nos parece acertado que transmitan su opinión sobre aspectos relevantes como la ordenación y atención farmacéutica; los establecimientos y servicios farmacéuticos; o la ordenación farmacéutica en el nivel de atención primaria de las oficinas de farmacia en los capítulos referidos a la definición, funciones y servicios, los requisitos técnico-sanitarios y los horarios y servicios de guardia.

P. En relación a los aspectos económicos, ¿qué destacaría de estos dos años de mandato?

R. En este punto no solo hemos cumplido los compromisos electorales que se marcó esta Junta de Gobierno, sino que hemos ido más allá. Así, además de reducir la retribución del presidente en un 40 por ciento y la de la secretaria en un 10 por ciento, y de suprimir las dietas a aquellos cargos que tenían retribución, lo que ha supuesto un ahorro a los colegiados madrileños, hemos adoptado otra serie de actuaciones económicas muy importantes, como la reducción de las cuotas de facturación que cobra al colegio a las farmacias.

P. ¿En qué se traduce esta medida?

R. Uno de los retos a los que nos comprometimos fue a la reducción de los costes colegiales para las farmacias, y a día de hoy es una promesa cumplida. Le voy a ofrecer un dato, en 2014 y 2015 las farmacias madrileñas ahorraron 1.300.000 euros tras la decisión de la Junta de Gobierno de no cobrar la cuota de facturación de diciembre en ambos años y de redistribuir el superávit entre los titulares de oficina de farmacia. A esto vamos a sumar este año una reducción del 3 por ciento en la cuota de facturación desde julio hasta final de año, a la que se podría sumar una nueva reducción en función del resultado final del ejercicio 2016.

P. Una buena noticia para las farmacias madrileñas, ¿no?

R. Sin duda, sobre todo porque muchas farmacias madrileñas son pobres y pequeñas. Por eso, en los últimos dos años el colegio ha tratado de prestarles todo el apoyo posible a nivel económico, y estas medidas son un ejemplo. Esta Junta de Gobierno es consciente de las dificultades que atraviesan muchas farmacias, por lo que hemos puesto en marcha actuaciones que alivien sus cargas económicas y puedan realizar su trabajo de la manera más desahogada posible. Por ejemplo, es importante que hayamos vuelto a asegurar el cobro en tiempo y forma de las recetas por nuestras farmacias para 2016.

El COF de Madrid está para escuchar a sus colegiados, para ser sensible a sus inquietudes y solucionar sus problemas. El colegio no es su presidente o su Junta de Gobierno,
son sus colegiados”

1.300.000

Es el ahorro que han experimentado las farmacias en los dos últimos ejercicios después de la decisión adoptada por la Junta de Gobierno del COF de Madrid de no cobrar la cuota de facturación de diciembre en ambos años y de redistribuir el superávit entre los titulares . En el ejercicio 2016 se le suma una reducción de un 3 por ciento desde julio a final de año, además de una nueva redistribución del superávit.

177

La Junta de Gobierno del COF de Madrid ha suscrito un total de 177 acuerdos en los dos años de legislatura, que van desde la culminación de la receta electrónica a avances en los servicios que se ofrecen a los colegiados o a negociaciones con la Administración y otras instituciones. La intensa actividad mantenida por los responsables de la institución farmacéutica madrileña ha permitido suscribir una media de un acuerdo cada cuatro días.

40%

Dentro del nuevo marco económico y financiero de los presupuestos del COFM se encontraba el compromiso de reducir el gasto de la representación colegial. Fue una de las primeras medidas adoptadas por el equipo de gobierno, que redujo el sueldo del presidente un 40 por ciento, un 10 por ciento el de la secretaria y dejó de aplicar dietas de asistencia a Junta de Gobierno a los miembros que ya tienen retribución por su dedicación al Colegio.

29.800

La edición 2016 de Infarma, organizada por los COF de Madrid y Barcelona, batió récord de asistencia. Este evento, celebrado en esta ocasión en Madrid, contó con la presencia de 29.800 asistentes, de los cuales 14.260 fueron farmacéuticos. Otras cifras récord fueron los 26.000 metros cuadrados de exposición y las 350 empresas representadas en la feria (un 15 por ciento más de participación que la última edición que acogió Madrid en 2014).

El convenio de colaboración suscrito entre la Consejería de Sanidad y el COF de Madrid se sustenta sobre tres pilares: información, prevención y seguimiento. El objetivo es desarrollar campañas informativas, al tiempo que se persigue focalizar la prestación profesional en el ciudadano, paciente o tutor, en colaboración, si procede, con el resto de profesionales de la salud. Su desarrollo implica una intervención protocolizada y, en su caso, derivación a centros sanitarios.

Servicios de Información: Incluyen campañas y programas, cuyo principal objetivo será poner a disposición del ciudadanos y/o profesional información, consejos o advertencias en relación a:

-Salud ambiental.

-Seguridad alimentaria.

-Campañas de vacunación.

-Campañas estacionales (gripe, fotoprotección, olas de calor…).

-Uso racional de medicamentos. Consejos de autocuidado y automedicación.

-Elaboración de programas y guías sobre patologías relevantes.

-Acciones dirigidas a asociaciones de pacientes. Talleres de educación para la salud.

Servicios de Prevención: Se define a la población diana objeto del programa, protocolizando la intervención de los profesionales y estableciendo previamente los indicadores y registros. Entre las acciones se plantean:

-Campañas de detección precoz de patologías crónicas.

-Programas de patologías prevalentes.

-Asistencia a pacientes polimedicados dependientes domiciliarios.

Servicios de Seguimiento: Se formaliza un seguimiento protocolizado sobre una población previamente determinada por la Comisión Mixta de Seguimiento, con registro de la totalidad de las actuaciones que se realicen. Entre las acciones se plantean:

-Información y manejo de inhaladores en pacientes con patología respiratoria.

-Seguimiento del diabético.

-Seguimiento del paciente hipertenso.

-Programa de adherencia al tratamiento, en particular sobre pacientes crónicos.