J. R-T. Zaragoza | viernes, 23 de enero de 2015 h |

El consejero de Sanidad de Aragón, Ricardo Oliván, recibió a EG para explicar su visión acerca de los temas de actualidad sanitaria así como para hacer balance de su gestión.

Pregunta. Estamos a cuatro meses de finalizar la legislatura. ¿Qué balance realiza de su gestión ?

Respuesta. Nos planteamos una serie de retos al principio de la legislatura. El primero fue alcanzar una gestión que permitiera la sostenibilidad del sistema. El segundo un aprovechamiento al máximo de los recursos. En tercer lugar, buscar la excelencia de la sanidad aragonesa para convertirla en referencia y en cuarto apostar por la innovación en el sentido amplio de la palabra. Hay una buena parte de estas medidas que se han realizado y otras están en marcha.

P. ¿Cuáles son las que se han quedado en el tintero?

R. Me hubiera gustado resolver el tema de las listas de espera, aunque estamos trabajando en ello.

P. La semana pasada se celebró el primer Interterritorial del año y hubo acuerdos en el calendario vacunal, ébola, hepatitis C… ¿En qué se traducirán esos acuerdos en Aragón?

R. Respecto al ébola, el Hospital Royo Villanova ha sido designado para ser centro de referencia para el tratamiento de la enfermedad. En cuanto a la hepatitis C, el acuerdo que se alcanzó no hace más que corroborar lo que ya estábamos haciendo aquí. Me alegró ver también que todos los consejeros coincidimos en que no se debe politizar el tema, a pesar de lo que se ve en la calle es otra cosa. Se trata de una cuestión farmacéutica y médica. Hay que dejar que el médico haga su trabajo y no presionarle ni desde el ámbito político ni tampoco el paciente. En Aragón no hemos dado ninguna orden de a cuantas personas se les debe prescribir. Decide el médico de acuerdo con el grupo asesor que tenemos.

P. Habla de un grupo asesor que toma la decisión junto al médico. ¿Sigue las directrices de la guía que publicó el ministerio en diciembre?

R. Interpreta esa guía con un criterio bastante garantista para el paciente.

P. ¿Piensa que sería necesario definir ya un fondo presupuestario para abordar el Plan Estratégico de hepatitis C?

R. Es razonable que para enfermedades donde existen medicamentos de alto precio haya una ‘doble prescripción’. A partir de ahí, hasta que no sepamos cuál es la población de la que estamos hablando, que es uno de los objetivos del comité que se ha definido, y sabiendo que se está negociando ahora con los laboratorios, no me parece acertado definirlo ya. En el Interterritorial no se negó la existencia de ese fondo, solo se pospuso hasta tener cifras concretas.

P. La OMC denunció que los precios de los medicamentos contra la hepatitis C son abusivos, ¿está de acuerdo?

R. Para hacer estas afirmaciones hay que tener los suficientes elementos de juicio sobre la mesa. Me refiero a cuánto le ha costado a un laboratorio elaborar un fármaco. Lo importante de estos medicamentos y de los que van a venir es que curan. Con esto quiero decir que existen medicamentos oncológicos que cuestan más y no curan la enfermedad.

P. La vacuna de la varicela se mantiene a los 12 años. ¿Piensa que debería poder adquirirse en las farmacias de forma libre?

R. La situación ahora es mejor que hace unos meses, cuando no había igualdad en el territorio nacional. En nuestro caso, había muchos aragoneses que iban a comprarla a Navarra. Yo entiendo que no pasaría nada porque se dispensara en las farmacias, pero debe ser en todo el territorio nacional.

P. El presupuesto en Farmacia para 2015 es un 1,64 por ciento menor que en 2014. ¿A qué se debe la reducción?

R. Cuando se elabora un presupuesto se tienen en cuenta las medidas que se quieren implantar o la evolución de las medidas implantadas. Sin embargo, aunque el objetivo es cumplirlo, en Sanidad no se pone el freno si hace falta incrementar el gasto. Si hay que atender a más pacientes o pagar a las farmacias, se incrementa el gasto.

P. ¿Comparte el análisis del informe del Ministerio de Hacienda que detecta “riesgo de desviación entre lo presupuestado para 2015 y lo gastado para 2014”?

R. Habría que comparar gasto con gasto y no con presupuesto, porque pueden diferir, como he explicado.

P. La Comisión Europea alerta de la posibilidad de que España no cumpla los objetivos de déficit. ¿Cree que los presupuestos son realistas?

R. Junto al presupuesto nosotros hacemos una previsión de gasto. Si nos ceñimos a gasto, en 2014 hemos gastado aproximadamente 250 millones menos que en 2011. Hay que evaluar en conjunto la economía y ver la evolución de las demás consejerías. También hay que tener en cuenta que el capítulo de ingresos se notará con un año o dos de diferencia.

P. Además, hay que hacer frente a un IVA sanitario del 21 por ciento. ¿Qué impacto tendrá y qué medidas se desarrollarán para compensarlo?

R. Lo hemos incorporado dentro del escenario como elemento importante. Vamos a actuar en dos ámbitos fundamentalmente. Racionalizar el gasto gracias a la organización de compras y logísticas. Se va a poner en marcha una central de compras y un gran almacén de distribución para los hospitales, de tal forma que el producto vaya del almacén al quirófano. Estas dos medidas nos permitirán compensar la subida del IVA.

P. A nivel nacional se está pensando vincular el gasto farmacéutico a la evolución del PIB. ¿Le parece bien?

R. A través de la gestión ya no queda margen para controlar el gasto si queremos una sanidad de calidad. Yo apostaría por buscar una fórmula de financiación estatal que permita vincular la sanidad a las características de cada territorio. Hacer llegar la sanidad en Aragón cuesta más dinero que en Murcia porque la población está mucho menos concentrada.

P. Aragón se encuentra por debajo de la media nacional en la prescripción de genéricos. ¿A qué se debe?

R. En esto tenemos margen de mejora. Una de las razones puede ser que el paciente, a veces, incide en la prescripción. Nosotros tenemos una población mayor que no siempre entiende que son fármacos iguales.

P. El ministro de Sanidad ha comunicado su intención de anular el copago en hospital. ¿Le parece acertado?

R. Es constatar una realidad. Aquí no se ha aplicado porque costaba más los recursos necesarios para aplicar la medida que lo que se ahorraba.

P. Desde el ministerio llevan tiempo trabajando en un Real Decreto de Precios y Financiación. ¿Qué les pareció el borrador en Aragón?

R. No le hemos puesto ninguna pega y sabemos que está en trámite. A veces los trámites son muy laboriosos y en este caso, es un documento que ya debería haber salido.

P. ¿Qué medida destacaría del borrador?

R. Hay, fundamentalmente, medidas para el control de precios por parte de la administración y unificación de criterios. Eso es lo más importante que yo he visto.

No pasaría nada por dispensar la vacuna de la varicela en las farmacias, pero debe ser en toda España”

Me gustaría una financiación estatal que vincule la sanidad a la características de cada territorio”