c. o. Barcelona | viernes, 07 de marzo de 2014 h |

El Programa Marco europeo en I+D Horizonte 2020 permitirá a España atraer entre 700 y 800 millones de euros al año para proyectos científicos colaborativos, según celebró Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, durante la inauguración de la VII Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica, celebrada en Barcelona.

En el seno de ese programa ha surgido precisamente el IMI 2 (Innovative Medicines Initiative), que comienza este año y, como remarcó Ferrán Sanz, coordinador de la Plataforma de Medicamentos Innovadores, nace con el objetivo de que las empresas colaboren en aspectos que son objeto de competencia, como el desarrollo nuevas vacunas, de nuevos sistemas de administración de medicamentos, o de ensayos clínicos que las compañías farmacéuticas no se pueden ya plantear de forma individual.

“IMI 2 intenta extender la colaboración a toda la vida del medicamento, incluyendo el momento en que ya está comercializado, y también incorpora la mejor caracterización de las enfermedades según su biología molecular, con el fin de avanzar en la personalización de los tratamientos”, notificó Sanz. Mientras IMI ha logrado movilizar 2.000 millones de euros para proyectos, está previsto que su “segunda edición” ascienda a 3.500 millones en un plazo de diez años.

Ana Arce, directora de Internacionalización e Innovación de Fenin, defendió el mapa de actuaciones que realizan desde esta federación para dar respuesta a las empresas que están innovando, y soporte para alcanzar el éxito en base a experiencias que han funcionado. Así, anunció la próxima puesta en marcha del marketplace Medintech, como un espacio online para la interconexión entre los proveedores de conocimiento y tecnología en España; así como un observatorio de vigilancia tecnológica que permita obtener información útil de mercados.

Asimismo, participan en un mapa de demanda temprana con el fin de que las innovaciones lleguen al mercado, y en especial al español, mediante los instrumentos de compra pública. Los últimos datos sobre exportaciones en tecnologías sanitarias, que están en 2.081 millones de euros —un 5,3 por ciento más respecto a 2012— son, a su juicio, una prueba más de la tendencia ascendente de los últimos años —ha crecido un 28 por ciento desde el año 2007—.