el global Madrid | viernes, 10 de enero de 2014 h |

Desde el pasado 1 de enero, la Asociación para la Promoción de la Asistencia Farmacéutica (Aproafa) ha dejado de contar con su máximo contribuyente, la distribuidora Cofares, que aportaba aproximadamente el 30 por ciento de sus cuotas. ¿Cuáles son los motivos que han llevado a Cofares a tomar esta decisión? Según fuentes de la distribuidora consultadas por EG, la salida de Aproafa se ha debido a la reiterada falta de información ofrecida por la entidad sobre su actividad de gestión.

De hecho, según estas mismas fuentes, Cofares había solicitado de forma reiterada la realización de una auditoría interna de gestión, algo que no se ha producido. “Hace más de un año y medio que hemos solicitado una auditoría y no la hemos recibido”, aseguran. Por este motivo, y aunque las fuentes consultadas reconocen que la actividad realizada por la asociación había sido muy importante en los últimos tiempos, no dudan en asegurar que no están de acuerdo con la gestión realizada y, por eso, se han retirado con las 4.000 farmacias por las que hace aportaciones. “Como medida responsable”, explican.

No obstante, tal como apuntan las fuentes consultadas por EG, las puertas no están totalmente cerradas para la asociación, ya que aseguran que podrían llegar a reconsiderar la reciente retirada de Aproafa si esta rectifica y realiza la auditoría de gestión que llevan más de un año solicitando. Además, solicitan que se facilite el acceso a toda la información que se obtenga de la misma. Y es que, desde Cofares explican que no están dispuestos a seguir perteneciendo y aportando fondos a una entidad “que ni controla ni entrega información” sobre sus gestiones.