| viernes, 10 de septiembre de 2010 h |

C. A.

Santander

La cooperativa de distribución farmacéutica Cofares, consciente de la responsabilidad que recae sobre ella por el hecho de ser la primera empresa sanitaria por volumen de negocio del país, ha querido impulsar un debate sobre la situación que atraviesa el sector farmacéutico al hilo de las últimas medidas tomadas en materia de contención del gasto en medicamentos. Por ese motivo, la entidad presidida por Carlos González Bosch patrocinó el curso celebrado la semana pasada en Santander en el seno de los cursos de veranos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), por el que pasaron responsables sanitarios del Ministerio de Sanidad y autonomías, representantes del sector y economistas de la salud.

Para González Bosch, el debate de la sostenibilidad y financiación de la prestación farmacéutica es un asunto “controvertido” y que preocupa en gran medida a la distribuidora. Por eso, se mostró convencido de la necesidad de impulsar un debate entre poderes públicos y privados en un ámbito académico como el de los cursos de verano de la UIMP con el objetivo de “contribuir a desarrollar ideas e iniciativas en beneficio de ambos”. Unas soluciones que González Bosch confía que puedan ser la base de la transformación del sistema para “hacerlo sostenible”.

En este sentido, el presidente del grupo Cofares coincidió con la visión de la mayoría de los ponentes y participantes en las jornadas en el hecho de que es imprescindible la colaboración de todos para que la prestación farmacéutica, que actualmente “goza de una gran eficiencia y prestigio dentro de la sociedad” pueda mantenerse en el tiempo.