| viernes, 14 de octubre de 2011 h |

Santiago de Quiroga

No creo eso de que “no se nos puede dejar solos”. En este país, ha habido siempre una sobreprotección de la Salud por parte de los gobernantes. Ahora, es la información sobre medicamentos de prescripción que vuelve a la actualidad. Con un autocuidado (medicamentos sin receta) bajo mínimos, España se encuentra detrás de Portugal en consumo per cápita de medicamentos para síntomas menores. Y así nos va con las listas de espera y el hecho de que aquí todo es gratis, y cuanto más, mejor. No se trata de hablar de copago, ya lo harán los que deban hacerlo. Se trata de hablar de informar a los pacientes acerca de sus enfermedades. Y ese es el paso que ha dado ya la Comisión Europea, al adoptar nuevas propuestas que hagan que la industria farmacéutica tenga no solo el derecho sino la obligación de informar a los pacientes.

Ahora que se le llama al empresario imputado Jorge Dorribo, ‘industrial farmacéutico’ (¡manda huevos!) y que se inventan guiones que incluyen asesinatos por parte de altos ejecutivos de una industria maligna, el Europarlamento y el Consejo de la UE deberán dar el “sí” a una mayor información al paciente, que será controlada y veraz. Los ciudadanos no necesitamos que se oponga nadie a que estemos informados. Bien informados, claro.