Santiago de Quiroga | viernes, 06 de julio de 2012 h |

Es una buena noticia que las principales asociaciones de pacientes del país, aglutinadas bajo la Alianza General de Pacientes (AGP), se ofrezcan para participar en las decisiones. Más que un derecho, es un deber de los pacientes y de las asociaciones que las representan participar como el resto de agentes sanitarios, médicos, farmacéuticos, industria… Especialmente ahora que existen quejas del escaso diálogo.

¿Cuál es la receta infalible en tiempos de recortes? ¡La comunicación! Y si queremos dar un paso más, el diálogo. A todos nos molesta que nos toquen el bolsillo, pero si lo hacen, por lo menos se comunique bien y se dialogue. Por eso, los pacientes han acordado presentar una propuesta al Congreso de los Diputados sobre sus derechos colectivos. La autoridad de 380.000 socios (pacientes y familiares) que pagan sus cuotas correspondientes a sus diversas asociaciones, es un buen respaldo. La normativa pretendería que los pacientes puedan participar. ¿Saben ustedes qué organizaciones son las que se sientan en el consejo consultivo que contempla la Ley de Calidad y Cohesión? ¿Y en el consejo de la Ley de Dependencia? Los sindicatos de clase, como UGT y CC.OO. No tengo nada en contra de que estén, pero me parece que para opinar sobre asistencia sanitaria deberían estar las asociaciones de pacientes. Tendremos mejores decisiones, sin duda.

@SANTIDEQUIROGA en twitter