Santiago de Quiroga | viernes, 01 de febrero de 2013 h |

Los pacientes, las compañías, las farmacias y la distribución han contribuido a ahorrar más de 5.000 millones a las arcas públicas con los cuatro RDL puestos en marcha entre 2010 y 2012. En este ahorro no se incluyen los que provienen de los recortes de los salarios de médicos y enfermeros, junto con el resto de funcionarios. Estos ahorros han provocado volver a los niveles de 2004, cuando en España había tres millones de habitantes menos. El número de recetas per cápita, que crecía cada mes, ha cambiado la tendencia: tenemos 70 millones de recetas menos desde el RDL 16/2012. ¿Enferma menos la gente? ¿O es que ya se piden menos medicamentos y se hace un menor acopio? La liposucción a la que se ha sometido el Estado en materia de inversión en medicamentos ha llegado hasta rozar el músculo, pero no hay duda de que actuar sobre la demanda ha sido la clave. Ana Mato ha cumplido con el cometido de ahorrar y ha adelgazado una factura que podía tener algo de grasa. El gasto medio por receta ya se sitúa a niveles de 1999, algo más de diez euros.

@SANTIDEQUIROGA en twitter