Santiago de Quiroga | viernes, 04 de noviembre de 2011 h |

Jordi Ramentol, presidente de Farmaindustria, se dirigía a los médicos de familia de Semergen en su congreso anual el pasado jueves, comenzando su ponencia sobre la prescripción por principio activo (PPA) con una introducción a la situación económica del país. Algunos de los médicos de familia no entendían lo que quería trasladarles el máximo representante de las compañías farmacéuticas. Pronto llegó la respuesta: este entorno de paro y estancamiento de la economía está produciendo estragos en el sector industrial en España. Y la reacción de la administración ha sido tres reales decreto-ley “que no deberían ser la manera de gobernar”, dijo Ramentol en alusión a no contar el ministerio con el trámite parlamentario habitual de las leyes.

Es que la promulgación de leyes obliga a preguntar y a consultar con los afectados, y eso, cuando se improvisa, no es el objetivo. Si partimos de la base que la razón por la que existe el trámite parlamentario es para que las comisiones parlamentarias consulten, hablen, se informen y dialoguen, estos tres reales decreto-ley han brillado por la ausencia de diálogo. Y no lo puede decir Ramentol más claro: no hay ahorro en la PPA, y la industria se opone a esta, porque tras los recortes, con la PPA ha venido el ensañamiento.

@SANTIDEQUIROGA en twitter