Redacción Madrid | viernes, 05 de octubre de 2012 h |

Centenares de ciudadanos se acercaron entre el 3 y 4 de octubre a la carpa que instaló el Observatorio de Adherencia al Tratamiento (OAT) en la plaza de Felipe II, en Madrid. Con el objetivo de lograr el compromiso de los pacientes con sus tratamientos, varios profesionales sanitarios atendieron en el interior de esta instalación a los ciudadanos que acudieron a la misma, haciéndoles un chequeo de salud básico y explicándoles la importancia de no interrumpir los tratamientos.

Para inaugurar la carpa, el OAT contó con la presencia de Patricia Flores, viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, y con Alejandro Toledo, presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP). Este último, durante su intervención, se mostró encantado de “colaborar en iniciativas como esta”, en las que, según manifestó, se sitúa al paciente en un lugar central.

Por su parte, Flores también elogió la iniciativa, de la que destacó el éxito de convocatoria. En este sentido, incidió en la labor que llevan a cabo desde los servicios de salud de la Comunidad de Madrid en la prevención y la detección precoz de enfermedades, una labor que “no sirve de nada si luego los ciudadanos no siguen correctamente el tratamiento”.

Sobre este aspecto, se pusieron datos preocupantes sobre la mesa. Así, según estos, aproximadamente el 50 por ciento de los pacientes crónicos no siguen adecuadamente los tratamientos indicados, ya sean farmacológicos o de recomendación de hábitos de vida. “Lo relevante es concienciar a los ciudadanos de la importancia de seguir estos tratamientos”, subrayó Flores. Además, la viceconsejera de Asistencia Sanitaria madrileña también hizo hincapié en la necesidad de que los profesionales sanitarios hagan un seguimiento exhaustivo de sus pacientes.

Por su parte, José Manuel Ribera, presidente del OAT, agradeció la asistencia y el interés de los presentes carpa desplegada por el observatorio y destacó, una vez más, la importancia de la concienciación ciudadana en este tema.

Papel proactivo

Por otro lado, cabe destacar que el objetivo principal del Día de la Adhesión a los Tratamientos era conseguir que los ciudadanos adoptaran una actitud proactiva ante su enfermedad y, por tanto, ante la toma regular de los tratamientos. Y con esa intención fue con la que, precisamente, se instalaron las carpas, a las que cualquier ciudadano interesado pudo acercarse para informarse y tomar parte activa en las actividades organizadas.

A este respecto, al principio del recorrido los ciudadanos pudieron recoger algunos folletos que daban datos significativos de la no adherencia a los tratamientos en España y explicaban los motivos de la iniciativa. Además, los profesionales sanitarios encargados de este primer stand entregaban a estas personas, la mayoría de ellos de avanzada edad, un par de hojas a rellenar.

En la primera de ellas, la persona tenía que completar sus datos personales, enfermedades padecidas, nivel de cumplimiento terapéutico y otros datos de interés. Mientras, la segunda servía para que los profesionales pudiesen apuntar los indicadores de salud medidos a los pacientes.

Así, cualquier persona que se acercara a la carpa podía conocer, totalmente gratis, su presión arterial, su peso, su estatura, su índice de masa corporal y su nivel de saturación de oxígeno. Además, los asistentes también podían preguntar cualquier duda a los profesionales sanitarios, que recordaban asimismo a los pacientes la importancia de la adherencia.