EL GLOBAL Madrid | miércoles, 22 de enero de 2014 h |

La aplicación de la sentencia europea que condenó a España a subir el IVA sanitario del 10 al 21 por ciento está en tiempo de descuento y en algunas comunidades autónomas, las cifras no salen. En Castilla y León las cuentas no salen para cubrir los 25 millones que, según las consejerías de Sanidad y Hacienda, costará esta sentencia.

Teniendo en cuenta que la subida es irreversible, el Gobierno de Castilla y León estudia fórmulas para cubrir esta cantidad. Según informan varios medios regionales, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha lanzado un mensaje al Gobierno, para que ayude a las comunidades mediante mecanismos de compensación que garanticen la estabilidad de las cuentas sanitarias.