| jueves, 01 de marzo de 2012 h |

El delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, transmitió al presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de esta provincia, Julián Creis, la intención del consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de esta comunidad, José Ignacio Echániz, de que “en un año y medio o como máximo en dos años” el gobierno autonómico estará en condiciones de solventar la deuda con las farmacias manchegas. En este sentido, Lucas-Torres, durante una visita realizada al Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real, agradeció a los farmacéuticos de la provincia el que durante meses “hayan estado dispensando los productos farmacéuticos a costa de sus propios recursos económicos como consecuencia de la deuda heredada del anterior gobierno de José María Barreda”.

Asimismo, Lucas-Torres, abogó “por seguir trabajando con el sector” para que la prestación farmacéutica sea aún más eficaz, al tiempo que recordó que la semana pasada se ejecutó el pago correspondiente al mes de enero, algo que, según comunicó, da muestras de que la situación comienza a normalizarse.

Por su parte, Creis volvió a reclamar un marco estable y sostenible para un colectivo comprometido con los ciudadanos a través de campañas sanitarias y programas de formación. “La red de más de 300 oficinas de farmacia en la provincia están al servicio de la salud de los ciudadanos y necesitan un marco estable y sostenible, económicamente hablando, de cara al futuro, para que el farmacéutico pueda desarrollar de forma adecuada su labor”, señaló.