J. R-T. Madrid | miércoles, 28 de enero de 2015 h |

El Sistema Nacional de Salud ya cuenta con un nuevo tratamiento para la hepatitis C: Daklinza, de Bristol-Myers Squibb (BMS). El laboratorio, que llegó a un acuerdo con el ministerio el pasado 16 de diciembre, ha explicado que su fármaco se une a la terapéutica actual con grandes resultados en los genotipos 1,2 y 3 en combinación con Sovaldi (Gilead).

A expensas de saber qué contendrá el plan Estratégico contra la hepatitis C, que definirá el uso de este fármaco, BMS ha asegurado que durante su programa de uso compasivo se beneficiaron 700 pacientes en España y desde su reciente entrada en la financiación pública ya han sido 30 los pacientes que se han beneficiado.

En cuanto a la financiación del fármaco, Sanidad ya confirmó que el acuerdo se basa en la fórmula del techo de gasto. Además, el laboratorio ha asegurado que “el precio es competitivo” en el mercado de los nuevos antivirales que han aparecido en 2014. Sin embargo, el hecho de que se esté trabajando en confeccionar un registro exhaustivo de pacientes retrasa la comunicación del precio porque puede diferir.