| lunes, 08 de julio de 2013 h |

El asesor del Gobierno de Estados Unidos en temas de salud y ex consejero de Sanidad del Gobierno Vasco, Rafael Bengoa, ha defendido, en el transcurso del curso Presente y Futuro de la Sanidad que se celebra en Aranjuez, la necesidad de profesionalizar la gestión del sistema sanitario, más allá de los cargos necesariamente políticos. Según Bengoa, una de las razones por las cuales algunas comunidades están avanzando más que otras a la hora de transformar su modelo asistencial de un sistema de agudos hacia un modelo de crónicos se debe, en parte, a que “no se está nombrando bien en Sanidad”.

El ex consejero, que asegura que el SNS “está inmerso en la crisis más profunda desde su creación, considera no obstante que se podría ir “más rápido de lo que se piensa en el sistema público” a la hora de llevar a cabo el modelo que empezó a implantar en el País Vasco. A su juicio, las soluciones que puede aportar el SNS se han visto empañadas por un “debate muy polarizado”. Por ello, cree que la estrategia de cronicidad necesita liderazgo y que se despolitice la sanidad.

Asimismo, reclamó que se evalúen algunas de las medidas aprobadas, bien por el Gobierno central, o por las comunidades autónomas. Así, en respuesta a la privatización de hospitales en Madrid, el ex consejero aseguró que “si no se demuestra que la titularidad privada va mejor es mejorar quedarse en un modelo de titularidad pública”.

Por otro lado, en relación al copago farmacéutico por renta, Bengoa asegura que, a falta de una evaluación que confirme si es disuasorio, “lo que sí se sabe es que no es discriminatorio”. El ex consejero volvió a insistir en la necesidad de identificar a los enfermos más graves y a partir de ahí ir hacia un copago “no tan generalizado” ya que, en su opinión, “es posible que el copago acabe con más personas en urgencias” por no haber tomado alguna medicación, lo que supondría para el sistema costes superiores al ahorro que se pretendía obtener. En relación a la recaudación.