| viernes, 30 de septiembre de 2011 h |

Carmen Castro. No todo es blanco o negro para los consejeros de Sanidad en relación con la obligación de prescribir por principio activo. El sector muestra su preocupación y Baleares buscará “libertad” para que ocasione pocos estragos en las farmacias.