EL GLOBAL Madrid | martes, 26 de enero de 2016 h |

“Paso histórico”. Así califican desde AstraZeneca la presentación en sociedad de Lymparza (olaparib), que ha recibido la aprobación por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) como primera terapia personalizada para abordar un tipo concreto de cáncer de ovario.

Lymparza es un tratamiento en monoterapia para el mantenimiento de pacientes adultas con cáncer de ovario epitelial seroso de alto grado, trompa de falopio o peritoneal primario con mutación BRCA. El medicamento cuenta con un mecanismo que incide en el progreso de reparación del ADN y reduce un 82 por ciento el riesgo de progresión de este tipo de cáncer.

Esta es la primera terapia personalizada efectiva para paciente en segunda línea de tratamiento para pacientes en recaída y que están en respuesta a quimioterapia basada en platino. “Este fármaco permite un tratamiento individualizado en un grupo de pacientes con una alteración molecular específica –una mutación del gen BRCA–. Es sin duda un paso histórico, pues es la primera terapia personalizada a una alteración molecular en el tratamiento del cáncer de ovario”, destaca el Antonio González, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO).

El precio notificado a falta de negociación con el Ministerio no alcanza los 5.000 euros al mes y es un fármaco específico para entre un 10 por ciento y un 15 por cetina de las pacientes con cáncer de ovario. Entre un 13 por ciento y un 18 por ciento de todos los casos de cáncer de ovario pueden presentar una mutación en los genes BRCA. Los genes BRCA 1 y 2 son genes importantes en la reparación del material genético. Desde hace años sabemos que aquellas personas que nacen con alteraciones en alguno de estos genes, especialmente BRCA1, tienen un incremento del riesgo de desarrollar cáncer de ovario a lo largo de su vida”, explicó Pedro Pérez Segura, coordinador de la consulta de Consejo Genético del Hospital Clínico San Carlos.

Con este fármaco AstraZeneca inicia un batería de presentaciones de medicamentos centrados en oncología. Este es el primero de los seis que la compañía pretende poner en el mercado hasta 2020. “AstraZeneca ha apostado firmemente por la oncología y por la investigación en medicamentos innovadores y olaparib es un muy buen ejemplo de ello. Nuestro objetivo como compañía biofarmacéutica es seguir trabajando en esta línea para que todos los pacientes cuenten con los mejores tratamientos”, destacó Mariluz Amador , directora médica y de registros de AstraZeneca España.