Alberto Cornejo Madrid | viernes, 10 de enero de 2014 h |

Pregunta. En más de una ocasión has dicho que la farmacia es pura Farmacología. ¿Y eso?

Respuesta. Como reza la definición de la OMS: el farmacéutico es el experto en el medicamento y su entorno sanitario y asistencial. Y si es experto en medicamento… ¿Dónde se estudia el medicamento? En la Farmacología.

P. ¿Compartes la opinión de algunas sociedades científicas que dicen que hace falta más farmacia comunitaria en la universidad?

R. Creo que los estudiantes salen perfectamente preparados de la universidad. Por eso, pienso que quien dice eso de la universidad es porque hace mucho que salió. Les animo a que vuelvan a clase.

P. Eres muy aficionado a los viajes. ¿Qué crees que es más bonita, la ciudad de Bolonia o el plan?

R. El plan simplemente buscaba una armonización para toda la UE, aunque en farmacia ya teníamos hechos los deberes. Siempre digo que Bolonia a coste cero es una utopía. En cuanto a convertir universidades en academias, estoy en contra totalmente, porque dar todo tan masticado es contraproducente.

P. También le interesa la mecánica. ¿Cuál es el motor de Zaragozá?

R. No me lo he planteado, lo único que sé es trabajar, por sentido del deber y de la responsabilidad. Pero mi familia siempre me pone los pies en el suelo

P. ¿Pretende continuar en el circuito o hay ganas de ir a boxes?

R. Cuando me jubile lo sentiré y no me andaré con eufemismo. Ahora no.

P. ¿La farmacia pasaría la ITV?

R. Por supuesto. La farmacia va muy bien, cada vez mejor, pese a lo que dicen algunos agoreros. Se sale muy bien formado de la universidad, y la oficina de farmacia es uno de los sectores de más prestigio y es el centro de salud más próximo al ciudadano.

P. ¿Tiene Francisco Zaragozá alguna asignatura pendiente?

R. Se me agolpan muchísimas. Con frivolidad diría… Comprarme una moto y, por supuesto, saber más.

P. ¿Qué viajes le quedan por hacer?

R. La costa oeste de Estados Unidos, Jerusalén o Cuba son algunos de ellos.

Francisco Zaragozá García (Talavera de la Reina, 1947), catedrático y director del departamento de Farmacología de la Universidad de Alcalá, cree firmemente que la farmacia es “pura farmacología”. Desde 1986 está al frente de la vocalía nacional de Investigación y Docencia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. En su opinión, la botica está viviendo uno de sus mejores momentos, “a pesar de lo que dicen algunos agoreros”. Con siete hijos y catorce nietos reconoce no tener tiempo para pararse a pensar en asignaturas pendientes aunque, como buen maestro, cree que nunca se sabe lo suficiente. Desde su puesto como catedrático asegura que Bolonia a coste cero “es una utopia” y se niega a que “las universidades se conviertan en academias”.