Redacción / Zaragoza | miércoles, 18 de diciembre de 2013 h |

La consejería de Sanidad de Aragón está trabajando en una modificación de su Ley de Ordenación Farmacéutica para establecer una fase inicial de traslados en futuros concursos de adjudicación de nuevas oficinas de farmacia que se convoquen en esta región. Esta medida, ya implantada en otras regiones, priorizará que los titulares de boticas ubicadas en municipios pequeños o de baja rentabilidad puedan promocionar a un establecimiento de nueva creación que despierte mayor interés profesional.

Una vez se complete esta fase inicial de traslados, ya entrarían en juego el resto de participantes en el concurso, las cuales optarían al resto de nuevas farmacias que todavía quedasen vacantes (según la oferta de la convocatoria) así como a aquellas que dejasen libres los titulares que ‘promocionasen’ a un establecimiento mejor. Según las previsiones del departamento que dirige Ricardo Oliván (foto), esta medida podría ser efectiva en el próximo concurso regional previsto para 2015.

Las boticas rechazadas, de nuevo a concurso

Por otra parte, la consejería de Sanidad aragonesa ya ha decidido qué hacer con las tres oficinas de farmacia que fueron adjudicadas en su concurso de 2013 (en el que se pusieron en juego 34 establecimientos) pero cuyas concesiones fueron rechazada por sus adjudicatarios. En este sentido, dichas boticas (un 15 por ciento del total de ofertadas) volverán a salir a concurso el próximo mes de febrero. Cabe recordar que, cuando se conocieron estos rechazos, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Ramón Jordán, destacó que se trataba de “la confirmación” a los avisos de la profesión sobre la negativa situación económica que atraviesa el sector farmacéutico. “La alegría con la que se abre ahora una farmacia no es la misma que hace quince años”, indicó el presidente de los farmacéuticos zaragozanos al conocer que dichas concesiones habían sido rechazadas por sus adjudicatarios.