Marta García

Candidata a la vocalía nacional de Análisis Clínicos

| 2011-06-24T16:12:00+02:00 h |

irene fernández

Madrid

El próximo 5 de julio se desvelará el nombre de la próxima vocal de análisis clínicos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF). Marta García, que viene del sector público, es una de las dos candidatas a sustituir a Apolinar Serna. Cree en el equilibrio entre este sector y el privado, y llegar a él es una de sus metas. Durante 23 años ha sido jefa de Servicio de un laboratorio en el área 1 de Madrid y, desde 2006, está al frente de la vocalía de analistas en el COF de Madrid. Según confiesa, su experiencia en la pública y en la vicepresidencia de la Asociación Española de Farmacéuticos Analistas le ha dado una visión más objetiva de los problemas del sector privado.

Pregunta. ¿Qué le animó a presentarse a la vocalía nacional?

Respuesta. Mi experiencia en el COF de Madrid me ha hecho colaborar con la vocalía nacional en proyectos comunes, y a algunos hay que darles continuidad. También mi pasión por las especialidades del laboratorio clínico, que han supuesto toda mi vida profesional. Es una auténtica pasión defender este sector tanto público como privado, para mi no hay distinción.

P. ¿Qué proyectos continuará?

R. Teníamos uno de recuperar las plazas FIR que se pierden al renunciar otros colectivos. Desde primero de carrera tenemos contacto con el laboratorio. El farmacéutico, por su perfil sanitario, es el universitario más cercano al laboratorio.

P. También está pendiente el proyecto de troncalidad, ¿no?

R. Efectivamente. Colaborar en todos los temas de troncalidad de las especialidades de laboratorio clínico es un objetivo del ministerio, y en él estamos colaborando.

P. ¿Esta salida es demandada por los farmacéuticos?

R. Sí, todos los años se cubren las plazas FIR y a las plazas de la especialidad se pueden presentar tanto médicos, como químicos, biólogos y farmacéuticos. Pero el licenciado más cercano es el farmacéutico. Siempre hemos tenido una posición de liderazgo.

P. La bajada de tarifas de las mutuas a los laboratorios ha protagonizado 2010. ¿Cómo se presentan los próximos meses?

R. Más no pueden bajar los precios, porque si no es imposible trabajar. Esto ha afectado a muchos laboratorios pequeños y medianos, que han tenido que cerrar. Vivimos en un mercado de libre competencia y no es lo mismo cómo puede ofertar un macrolaboratorio que uno pequeño. Confío en que se llegue a un equilibrio, porque estos precios ya están afectando también a los grandes laboratorios que en un principio se habían hecho con el mercado, pero llega un momento en que la rentabilidad no es la que esperaban. Espero conseguir ese equilibrio.

P. ¿Otros objetivos?

R. Sí, trabajar para encontrar soluciones para los laboratorios pequeños y medianos, cuyos esfuerzos en estos momentos de tanta presión son para mí un gran ejemplo. Explorar fórmulas para que lleguen al conocimiento de todos los profesionales las convocatorias de empleo público de todas las instituciones. Y trabajar junto a la Asociación Española de Farmacéuticos Analistas, Sociedad Española de Bioquímica Clínica y otras sociedades en todos los temas de formación y mejora de la calidad.

P. ¿Debería plantearse otro modelo?

R. Estamos trabajando en ello, pero como estamos empezando prefiero no dar más detalles.

P. ¿Cómo motivaría a los analistas? ¿Con más formación?

R. Desde el Consejo General mi interés primordial sería mantener este liderazgo que los farmacéuticos hemos tenido en esta rama, apostar por la formación continuada y la calidad. En ese sentido, me preocupa mucho el futuro de las especialidades y motivar a los jóvenes. No podemos ir en contra del futuro, y hay equipos analíticos que permiten la concentración de un gran número de determinaciones. Yo apuesto por mantener la calidad, porque se disparan los errores analíticos y hay que ser muy cuidadosos en mantener la calidad en todo el proceso, tanto en la analítica como en la preanalítica y en la postanalítica.

P. ¿Se debería reconocer más al analista del sector público?

R. No. Hay buenos profesionales tanto en el público como en el privado y mis miras son para todos igual. Creo firmemente en el equilibrio entre la pública y la privada.

P. ¿La externalización de servicios es el mayor problema para los que trabajan en la pública?

R. Sí, y los recortes presupuestarios. En la pública hay una actividad muy dinámica porque la formación tiene que ser continua, permanente, porque tenemos residentes que formar. Mi labor dentro de la vocalía nacional sería no primar ningún sector, sino simplemente mirar por todo el colectivo.

P. ¿Debería crearse una patronal nacional?

R. Es una muy buena iniciativa que apoyaré.

P. ¿Qué le parece que haya habido otra candidatura a la vocalía presentada después de la suya?

R. Enriquecedor. Estoy dispuesta a cualquier tipo de colaboración, y pienso rodearme de personas con experiencia en el sector privado y público. Lamento que esa candidata no tenga experiencia en representación colegial, pero presentarse está abierto a todos los especialistas.