M.R Madrid | viernes, 22 de julio de 2016 h |

Millones de españoles inician en estos días sus vacaciones de verano y ponen rumbo a unos días de descanso y desconexión. Para ayudar a que se disfruten al máximo la Asociación para el Autocuidado de la Salud, (Anefp), ha publicado unos consejos para componer un botiquín completo y que pueda responder a los posibles problemas que puedan surgir durante el viaje.

En primer lugar, la patronal del autocuidado de la salud recuerda que lo más importante a la hora de componer un botiquín es adecuarlo a las necesidades del lugar donde se vaya a desplazar, pues no es lo mismo ir unos días a la playa, a la montaña o a otro país con un entorno especial.

Así, entre el material básico, Anefp, destaca la necesidad de incluir siempre tiritas, esparadrapo, gasas y desinfectante, ante posibles heridas que puedan producirse.

A esto hay que añadir productos para evitar los mareos que pueden surgir, así como protectores gástricos, antidiarreicos, analgésicos o antipiréticos. “Con estos productos y medicamentos de autocuidado podemos afrontar los problemas de salud más comunes durante el verano, como pueden ser los pequeños cortes y heridas, los trastornos estomacales (especialmente en países donde la comida es muy especiada y el agua corriente no está tratada) y el dolor de cabeza y la fiebre provocado por un exceso de exposición al sol”, explica la patronal.

Por supuesto, Anefp recuerda también la necesidad de llevar un protector solar adecuado a cada tipo de piel y un repelente de insectos (sobre todo para países de clima tropical) y medicamentos antihistamínicos para combatir el picor en caso de picaduras.

Por último, Anefp recomienda que, antes de utilizar los medicamentos del botiquín casero, se revise la fecha de caducidad y recuerda la posibilidad de acudir a una farmacia para que el farmacéutico aconseje sobre el botiquín más adecuado para cada viaje que se realice, sobre todo, si el destino es a un país exótico con condiciones especiales a tener en cuenta.