| viernes, 10 de junio de 2016 h |

La cronicidad es uno de los retos más desafiantes al que se enfrenta el sistema sanitario, de ahí que la continuidad asistencial sea una de las tareas pendientes. Además, hay una enfermedad crónica típica en estos tiempos: la falta de coordinación. En esto, todavía queda trabajo, como se puso de manifiesto en el simposio impulsado por la Sociedad Española de Farmacia de AP, el 9 y 10 de junio en Alcalá de Henares.

Como punto de consenso está la necesidad de que exista integración entre profesionales, y el papel del farmacéutico en dar continuidad al tratamiento del paciente, como explicó Ángel Mataix, presidente de Sefap. Sin embargo, José Luis Quintana, médico y vicepresidente de la Somamfyc, denunció que “España es un país que no invierte en su red de atención primaria, y en Madrid menos que la media”. De este modo, reclamó la necesidad de dotar al profesional de AP las herramientas necesarias. Si el farmacéutico de AP es un desconocido en muchos sectores, extraña que suceda en el sanitario. Así, Quintana llamó a “recuperar al farmacéutico que ayuda en lo clínico”, y a romper con la idea de que el FAP es solo “el fiscal del fármaco”.

Estíbaliz Gamboa, Enfermera en Oskaidetza, coincidió en que es necesario establecer canales de comunicación más ágiles entre profesionales. Además destacó que “el seguimiento desde las oficinas de farmacia es muy útil, porque si detectan algo pueden contactar con el centro de salud”, pero reconoció que “depende del voluntarismo individual”.

La ‘historia’ importa

La boticaria Olga Larrubia, demandó al menos una historia farmacoterapéutica única, “si la clínica es muy ambiciosa”. Y apuntó que lejos de trabajar solo sobre el papel, “nuestro trato con el paciente es absolutamente cercano”.

También Ramón Cunillera, del Servicio Catalán de Salud planteó la necesidad de trabajar en una red integrada, “lo importante no es quién está en mejor situación para tratar a los pacientes crónicos, la red debe ser efectiva en sí misma”, planteó. Para que el paciente vea la continuidad asistencial es necesario que la historia clínica sea compartida, según explicó. Por su parte, para Patricia Lacruz directora General de Farmacia, “la historia farmacoterapeútica es clave para la toma de decisiones”, y planteó incluir los medicamentos sin receta que tome el paciente.