Premios BiC
El Global Madrid | viernes, 26 de julio de 2019 h |

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), Luis González, se reunía la semana pasada con la directora general de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps), María Jesús Lamas, a la que trasladaba su preocupación ante el incremento de operadores digitales.

El tema principal de este encuentro fue realizar una radiografía sobre la venta a distancia de medicamentos mediante aplicaciones y plataformas de compra, recogida y entrega que operan a través de Internet, segmento para el que González solicitaba que se establezca una nueva regulación.

En un comunicado del COFM, González ya manifestaba su preocupación acerca de que la Comunidad de Madrid se transformase “en un banco de pruebas de empresas para experimentar y desarrollar distintos servicios telemáticos de intermediación que tienen una incidencia directa en la actividad de las oficinas de farmacia legalmente establecidas”.

González quiso poner el foco sobre “las líneas rojas que deben observarse en el uso de las nuevas herramientas tecnológicas”, y por este motivo le trasladaba a Lamas “la necesidad de impulsar una nueva regulación que defina con claridad estos límites y establezca las condiciones para lanzar nuevas soluciones telemáticas, siempre y cuando estén respaldadas por el canal autorizado y ofrezcan la máxima seguridad y calidad a los ciudadanos”.

A este respecto, la directora de la Aemps detallaba la actividad realizada por su agencia para delimitar el ámbito de la venta a distancia de medicamentos por procedimientos telemáticos, actividad que queda reservada a los sitios web de las oficinas de farmacia que cumplieran previamente con los requisitos y las condiciones establecidas en el Real Decreto 870/2013, de 8 de noviembre.

Durante la reunión, González y Lamas analizaban además el impacto que ha supuesto la irrupción de estos operadores en la actividad de las oficinas de farmacia, enfatizando en la necesidad de que los ciudadanos realicen los pedidos de fármacos por vía digital por los canales habilitados a tales efectos, advirtiendo de los problemas que puede conllevar realizados por portales menos fiables.