cribados

La Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac) insiste en reivindicar la labor de las farmacias para el cribado de la COVID-19 y pide a las Administraciones que establezcan mecanismos adecuados para ello.

En concreto, esta sociedad científica considera que la posibilidad actual de adquirir en farmacias test de autodiagnóstico de COVID-19 sin necesidad de receta, “es una nueva oportunidad para aprovechar el potencial asistencial de las farmacias en la lucha contra la pandemia”. Por un lado, promoviendo la realización de estas pruebas por el propio profesional farmacéutico. Por otro, pidiendo a las Administraciones que faciliten “circuitos asistenciales bidireccionales para la comunicación de los resultados y promover la participación activa de los farmacéuticos comunitarios dentro de programas de detección protocolizados”, indica en un comunicado.

Respecto a la capacidad del farmacéutico para realizar íntegramente el test de autodiagnóstico de COVID-19, Sefac considera que, “dado que es un producto sanitario de autocuidado, nada impide al farmacéutico realizarlo por completo y pese a que varias comunidades autónomas (CCAA) no terminan de aclarar esta circunstancia”. Como ejemplo positivo, esta sociedad destaca “el significativo el apoyo a este posicionamiento por parte del departamento de Salud del Gobierno de Navarra”.

Esta situación “contrasta con la generalizada en Europa donde la mayoría de países emiten certificados COVID digitales de la UE a través de las farmacias comunitarias desde hace meses”, apuntan. Y añaden: “Gracias a esta colaboración se amplía de forma determinante el número de puntos de detección de COVID-19, sobre todo entre población asintomática que es la que puede contagiar inadvertidamente, además de abaratar considerablemente el coste de realización de estos test con respecto a otras opciones disponibles hasta la fecha y contribuir a disminuir la carga asistencial que tienen actualmente los centros de salud”.

Por último, desde Sefac se considera que es imprescindible que se lleven a cabo estos mecanismos de coordinación para mejorar el rastreo y detección de COVID-19, por lo que animamos a las autoridades sanitarias a llevarlos a cabo y nos ponemos a disposición de las Consejerías de Sanidad y Bienestar social, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos y Ayuntamientos para su implementación.