Premios BiC

La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) ha publicado Evaluación del riesgo por contagio de coronavirus SARS-CoV-2 y medidas preventivas recomendadas en la prestación de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales (SPFA). Se trata de un documento práctico que analiza y detalla las medidas en prevención de riesgos que son necesarias para prestar los diferentes SPFA en las farmacias comunitarias con las máximas garantías de calidad y seguridad, tanto para los pacientes y usuarios como para el personal de farmacia.

Y es que, con el inicio de los planes de desescalada y el levantamiento paulatino del confinamiento de la población, es necesario retomar la prestación de todos aquellos SPFA que pueden aportar valor a la salud de los pacientes. Muchos de ellos han visto cómo durante la fase más aguda de la pandemia quedaron suspendidos por la imposibilidad de prestarse con normalidad. Pero esa reactivación no puede hacerse sin tener en cuenta que el virus sigue presente y sin cura, por lo que es imprescindible establecer medidas de seguridad.

Vicente J. Baixauli, coordinador del documento -en el que también han colaborado más de una decena de farmacéuticos-, explica que “la farmacia comunitaria es un establecimiento sanitario que, en muchos casos, se convierte en la primera puerta de entrada al sistema sanitario. Este hecho condiciona que tanto los pacientes y usuarios como los profesionales sanitarios que ejercen en ella estén potencialmente expuestos a agentes biológicos peligrosos altamente transmisibles, no solo coronavirus. Por tanto, promover prácticas seguras para prevenir y controlar la enfermedad Covid-19 justifica revisar la seguridad del paciente en la prestación de todos aquellos SPFA que se llevan a cabo”.

Revisión exhaustiva

Para ello, el texto hace una revisión de la normativa y la documentación vigente en el terreno de la seguridad y salud laboral y su aplicación al ámbito clínico del farmacéutico comunitario, así como un repaso y una evaluación del impacto que la pandemia por coronavirus tiene en la prestación de los distintos SPFA (dispensación, indicación farmacéutica, sistemas personalizados de reacondicionamiento, medición de parámetros somatométricos y clínicos, cesación tabáquica, medición y control de la presión arterial, etc.).

De este modo, el documento se divide en varios apartados como:

  • Evaluación del riesgo de contagio por coronavirus SARS-CoV-2 (antes y después de implementar medidas): en función del grado de contacto con el paciente, la duración y frecuencia, características del paciente, material que haya que utilizar, etc.
  • Medidas preventivas recomendadas: de erradicación, reducción y mitigación.
  • Medidas preventivas recomendadas para los pacientes y usuarios: en función de si hay contacto directo, verbal/respiratorio o con fómites.
  • Recomendaciones para la realización de actividades frecuentes en la farmacia: almacenamiento, recepción de medicamentos, limpieza, cambio de ropa del personal, retirada de residuos, etc.

Protección durante el servicio

Además, el documento también analiza los distintos equipos de protección individual que pueden usarse en la farmacia durante la prestación de SPFA (mascarillas, gafas, guantes, batas) y también incorpora un protocolo sobre limpieza y desinfección en la farmacia comunitaria.

El documento también hace mención al uso del aire acondicionado para evitar riesgos asociados a la propagación del coronavirus e incorpora información sobre los riesgos de la desinfección mediante ozono y dióxido de cloro, una práctica que está desaconsejada tanto por el Ministerio de Sanidad como por la Sociedad Española de Sanidad Ambiental.