Premios BiC

Más allá de la participación de representantes españoles en los seminarios, mesas y debates que se están desarrollando en el marco del programa científico del FIP Virtual 2020, el protagonismo de la farmacia española ha ido más allá. Reconocimientos, nombramientos y/o galardones a proyectos ‘made in Spain’ se suceden estos días en este Congreso virtual de la Federación Internacional Farmacéutica que se prolongará hasta el próximo 25 de septiembre.

Respecto a estos últimos, cabe descatar el reconocimiento otorgado por la FIP al proyecto ‘AdherenciaMed’, del Consejo General de Farmacéuticos, como mejor iniciativa para la mejora de la práctica farmacéutica —ex aequo con un programa para garantizar la calidad de las fórmulas magistrales en Bélgica—.

El objetivo del proyecto AdherenciaMED, liderado por el Consejo General, las Universidades de Granada y Tecnológica de Sídney, con la colaboración de Laboratorios Cinfa, fue promover la adherencia a los tratamientos farmacológicos desde las farmacias comunitarias para combatir los altos índices actuales de incumplimiento terapéutico. Con este fin se diseñó, se evaluó su impacto en pacientes en tratamiento para la hipertensión arterial, asma o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), y se trabajó en su implantación. En el mismo participaron más de 1.000 pacientes y 100 farmacias de los Colegios de A Coruña, Albacete, Ciudad Real, Guadalajara, Santa Cruz de Tenerife y Soria.

Analizados los resultados obtenidos, la investigación desveló que la prestación del Servicio de Adherencia Terapéutica desde las farmacias permite elevar en un 30% el porcentaje de pacientes adherentes a los tratamientos farmacológicos y aumentar la calidad de vida del paciente en 5 puntos. Además, se demostró que la intervención del farmacéutico consigue un impacto positivo en el control clínico de las enfermedades, con porcentajes del 30% en el control del asma, 22% en la EPOC y 13% en Hipertensión Arterial. Desde un punto de vista económico, el Servicio ha confirmado su coste-efectividad. Así por cada euro invertido por las administraciones sanitarias se podría obtener un beneficio social de 38 euros por paciente en seis meses.

Reconocimientos personales

Carmen Peña presidió la FIP

El protagonismo español se completa con el nombramiento como Presidenta Honorífica de la FIP de Carmen Peña, “por su contribución durante su presidencia de la institución a la modernización de la misma, la elaboración y desarrollo de su plan estratégico, su énfasis en las partes del mundo no angloparlantes, que contribuyó a hacer una Federación más fuerte, así como su trabajo en torno a la mujer en la farmacia y la igualdad de género”, apuntan. Carmen Peña fue también presidenta del Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España —responsabilidad en la que cesó en 2015 para sumir la presidencia de la FIP— y actualmente es directora de Relaciones Institucionales de Grupo Cofares.

Jaime Acosta

En el apartado de reconocimientos individuales, el español Jaime Acosta ha recibido el Fellow Award de la FIP, que cada año reconoce a farmacéuticos de todo el mundo que destacan por su liderazgo internacional y contribución al avance de la profesión farmacéutica. Acosta es farmacéutico comunitario en Madrid y miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de la Farmacia Comunitaria de la FIP.