El Departamento de Salud de País Vasco ha publicado, en consenso con el Consejo de Colegios Farmacéuticos regional, una serie de recomendaciones “para la autoprotección del personal de la farmacia comunitaria” ante la expansión del coronavirus. Cabe recordar que —en el momento de elaboración de este artículo— País Vasco se aproxima a los 200 casos de contagio y que una de sus principales ciudades, Vitoria, es considerada foco de evidencia de transmisión comunitaria en España.

Una de las principales recomendaciones hacen referencia a asegurar un “acceso controlado” de los ciudadanos en las farmacias vascas. Por ejemplo, el Gobierno vasco insta a “evitar aglomeraciones dentro de las farmacias, mantener la distancia de seguridad interpersonal de un metro (tanto con el público como entre el personal) y colocar cintas de señalización de espacios en el suelo que marquen la separación entre profesionales y pacientes”.

Algunas farmacias a título particular, como ésta de Alicante, ya están implantando las medidas que ahora recomienda País Vasco (imagen: Twitter @Farmacarlos)

Respecto a las medidas de “protección individual” de los farmacéuticos en el ejercicio de su labor, las recomendaciones incluyen:

  • Entre cada atención al ciudadano, limpieza de manos con agua y jabón o higienización con solución o gel hidroalcohólicos
  • Limpieza de mostradores con frecuencia
  • Empleo de guantes en caso de contacto directo con los pacientes en actuaciones como como la medición de parámetros y otras posibles pruebas asistenciales

Por último, respecto al aprovisionamiento, el documento recomienda disponer de “material de prevención suficiente para el uso profesional” como mascarillas, guantes, solución hidroalcohólicas… Ahora bien, respecto a las mascarillas, se recuerda que no deben emplearse de forma rutinaria y sí “en casos de necesidad”.