Al igual que hizo Madrid, el Gobierno de la Región de Murcia ya ha remitido al Ministerio de Sanidad su plan para la realización de test de antígenos en las farmacias, de cara a la valoración y (posible) aprobación. La recepción de este plan fue confirmado por la propia secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón. “Hemos recibido ambas propuestas y estamos estudiándolas”, ha corroborado este 30 de noviembre, sin entrar en detalles.

Si el plan de Madrid está concebido para la realización de test de antígenos solo a personas asintomáticas en el marco de los cribados comunitarios en zonas de alta incidencia de la COVID-19 (entre otras características), la propuesta de Murcia solo plantea (de inicio) la realización de estas pruebas solo a funcionarios de la Administración regional. En un futuro podría ampliarse a otros colectivos o población general “si funciona correctamente”, ha indicado el portavoz del Comité de Seguimiento de la COVID en Murcia, Jaime Pérez.

Al igual que Madrid, en todo caso las farmacias murcianas participantes asegurarían un ‘circuito COVID’ que garantizase la seguridad de las pruebas, tanto a aquellos que se les realizasen como al resto de usuarios y personal de la botica. De igual manera, cumpliendo con uno de los condicionantes que reclamaba Salvador Illa para abrir la puerta a esta medida, el documento también asegura el registro y trazabilidad de los resultados de los test.