Más de 4.200 farmacéuticos comunitarios de toda España se han formado —o se encuentran actualmente en ello— en la realización de test diagnósticos de COVID-19. Con este compromiso por la formación, la profesión responde así por adelantado a la posibilidad —ya planteada por varias CC.AA— de que en las farmacias comunitarias se lleven a cabo pruebas de COVID-19 dentro de los cribados comunitarios.

Los cerca de 4.200 farmacéuticos implicados en la formación sobre test COVID corresponden a los profesionales inscritos en el curso de pruebas rápidas para la detección del coronavirus SARS-CoV-2 ofrecido desde mayo (en plena primera ola de la pandemia) por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC). En concreto, 1.500 de ellos realizaron la primera edición de este curso —cuando el acceso estaba reservado a socios de Sefac—. Ahora, más de 2.700 se han inscrito a la segunda edición del curso, la cual, por la “situación excepcional que se está viviendo generada por la pandemia”, indican desde Sefac, se ha abierto a cualquier farmacéutico comunitario.

La nueva edición actualizada y ampliada del curso ‘Test de detección del coronavirus SARS-CoV-2’ incorpora todas las novedades producidas desde mayo —fecha de la primera edición— hasta ahora en materia de COVID-19 y pruebas de detección. Así, el temario del curso no se queda solo en la actualización de contenidos sobre los test de detección (ya sean de antígenos o anticuerpos), sino que aborda también otros aspectos más recientes relacionados con la infección por SARS-CoV-2 y la patología que provoca, COVID-19.

El curso, además, tiene solicitada la acreditación y contiene contenidos prácticos audiovisuales. El objetivo es que todos los farmacéuticos comunitarios interesados puedan disponer de la formación específica necesaria para estar en disposición de colaborar en las estrategias de detección precoz del SARS-CoV-2 que puedan implementar las autoridades sanitarias.

1.700 profesionales preparados en Madrid

Respecto a la Comunidad de Madrid, una de las CC.AA que esperan el “ok” del Ministerio para realizar test de antígenos en farmacias, ya habría más de 1.700 profesionales predispuestos para la formación previa, basada en el curso de Sefac con el apoyo del COFM, de cara a obtener la certificación colegial para el servicio . Este paso es complementario al resto de requisitos que deben cumplir las boticas para la prestación de este servicio (espacios, seguridad, circuito COVID, horarios, etc.) que recoge el plan presentado por el Gobierno madrileño al Ministerio.