Más de 100 farmacias en Francia vacunarán contra la viruela del mono

Las autoridades francesas ampliarán el número de boticas como puntos de vacunación estratégicos para los grupos de riesgo, gracias al éxito de la campaña experimental

131
vacunarse

Cada vez son más los franceses que desean inmunizarse contra la viruela del mono. Sin citas suficientes en los centros de vacunación como consecuencia de la alta demanda, Francia tiene a las farmacias como un aliado estratégico para agilizar y potenciar el suministro de dosis a sus ciudadanos. El proyecto piloto, recogido en este decreto del 9 de agosto publicado por el Gobierno, dio comienzo este mes de agosto en cinco puntos ubicados en varias regiones del país: Fréjus, Marsella, Lille y dos en París. Ahora esa cifra podría llegar a las 100 farmacias en todo el país, según la intención de Sanidad. 

A pesar de los más de 150 lugares de vacunación por todo el país galo, el ministerio de Sanidad ha recurrido a las boticas para llegar más con más celeridad al público prioritario para hacer frente a la saturación originada por la alta demanda, la falta de medios o el temor a que se perdieran dosis debido a las condiciones logísticas de la propia vacuna. En concreto, debe permanecer a -80ºC y sólo puede conservarse quince días una vez descongelada. Las farmacias hospitalarias también participan en este proyecto, donde cumplen un papel notable en la propia distribución. 

“Los comentarios muestran que los pacientes siempre están satisfechos” ha comentado Philippe Besset, presidente de la Federación de Sindicatos Farmacéuticos de Francia (FSPF), en declaraciones recogidas por el periódico Le Quotidien Du Pharmacien. Ahora, tras analizar la iniciativa, las autoridades la han considerado suficientemente exitosa como para sumar más farmacias comunitarias a esta experiencia. De hecho, la Dirección General de Sanidad (DGS) ya ha informado a los sindicatos profesionales y organizaciones farmacéuticas de esta decisión. Aunque primero deben modificar el decreto que puso en marcha esta campaña experimental y también ha de haber un acuerdo salarial con los sindicatos, que denuncian que la retribución salarial ofrecida no es acorde ni a los medios ni al tiempo empleado por los profesionales, recoge el mismo medio galo.

La ampliación de esta iniciativa no se va a generalizar a todas las farmacias, sino que deben decidir, de acuerdo a las necesidades, en cuáles establecimientos suministrarán las dosis. Para ello se tendrá en cuenta criterios como la proximidad a los puntos de suministros, accesibilidad a la población vulnerable o la capacidad de vacunación del personal. Según el propio Besset, seleccionarán cerca de 100 centros farmacéuticos en todo el país, lo que supone entre cinco y diez boticas por región. Cabe recordar que las farmacias francesas ya vacunaban desde hace años de la gripe y también las habilitaron para apoyar con la vacunación frente a la COVID-19 a la población general. 


También te puede interesar…