La posibilidad de que las farmacias realicen test de antígenos dentro de cribados comunitarios ya tiene su particular ‘Día D’.  Este martes 15 de diciembre, a las 16:30 horas, Ministerio de Sanidad y Comunidad de Madrid se reunirán con este único punto en la agenda del encuentro: analizar si es posible que las boticas lleven a cabo estas pruebas rápidas, como pide esta CC.AA. Más bien, conocer el parecer del Ejecutivo central al respecto, puesto que desde la Puerta del Sol no se duda de las ventajas de la iniciativa.

Un encuentro (casi) al más alto nivel ya que al mismo asistirán, entre otros, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, y la directora de la Agencia del Medicamento, María Jesús Lamas, e Ignacio Aguado, vicepresidente del Ejecutivo regional, lo que deja claro la importancia de la cita y lo tratado en ella. Cabe recordar que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, indicó que se había “comprometido” a que la respuesta se ofreciese en el marco de una reunión presencial, “no por escrito”. “Procederemos (en dar respuesta) con seguridad, no con prisas“, indicó 5 días antes de fijarse la fecha de esta reunión.

Así las cosas, habrán pasado 18 días desde que Madrid remitió su Plan el Ministerio de Sanidad para poder recibir se desconoce si definitiva, la primera respuesta del Ejecutivo central a la propuesta de Madrid para implicar a sus boticas en la realización de test de antígenos a la población. Cabe recordar que desde el Gobierno madrileño se venía reclamando celeridad para disponer de una respuesta al respecto. “Estamos perdiendo el tiempo” llegó a decir días atrás el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero.

“Celebro que por fin el Gobierno de España haya accedido a fijar fecha y hora a una reunión que se antoja clave y espero que sea definitiva para poner en marcha los test (de antígenos) masivos en farmacias, que son fundamentales para frenar la tercera ola”, ha indicado el vicepresidente madrileño Ignacio Aguado.

2.300 inscritos al curso de test de antígenos

En caso de aceptación por el Ministerio, los farmacéuticos madrileños que quisieran participar de forma voluntaria en la iniciativa deben realizar un curso formativo previo de cara a su certificación para prestar el servicio. Según datos actualizados (a fecha de 11 de diciembre) este curso ya cuenta con más de 2.300 inscritos.

Los requisitos no acaban ahí. Como recoge el plan detallado remitido a Sanidad, solo se llevarían a cabo estas pruebas a pacientes asintomáticos, dentro o fuera del horario de apertura al público de la farmacia —según ubicación o capacidades del establecimiento— y garantizando siempre la seguridad de paciente y profesional (circuito COVID), así como la trazabilidad de los resultados