Monitorización remota

La Comunidad de Madrid quiere apoyarse en su red de farmacias para la realización masiva de test de antígenos en aquellas zonas básicas de salud (ZBS) en la que existe mayor transmisión de COVID-19 y que ha conllevado a aplicar medidas restrictivas. Así lo ha anunciado la propia presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en la entrevista que ha concedido a Trece TV este lunes 28 de septiembre, horas después de una nueva cumbre entre el Gobierno central y el Ejecutivo regional.

Aunque no se ha entrado en detalles, las farmacias de estas zonas colaborarían en esta estrategia de detección y prevención de la expansión de la COVID-19 puesta en marcha por el Ejecutivo regional de forma complementaria a la aplicación de medidas restrictivas. Lo harían, en principio, como puntos complementarios de realización de test a la población de las 45 ZBS afectadas. La realización de test de antígenos a la población ha comenzado este 29 de septiembre en Puente de Vallecas. La Comunidad ha adquirido en torno a 5 millones de unidades de estas pruebas.

No obstante, Isabel Díaz Ayuso ha concretado que, para llevar a buen término esta posibilidad, “se está hablando con las farmacias” —en alusión al colegio regional— y se requiere, asimismo, al apoyo (regulatorio) del Gobierno central. “Queremos que el Gobierno central nos ayude a poder hacer estos test en las farmacias”, ha indicado.

La accesibilidad de la red de farmacias

Desde el COF de Madrid, su presidente, Luis González, confirma la satisfacción por las intenciones de la Administración “sean en este caso los test de antígenos u otros test rápidos que deben estar disponibles en las farmacias”, apunta. El presidente colegial recuerda que esta iniciativa “está en consonancia con el ofrecimiento constante para colaborar en cuestiones de Salud Pública como es esta pandemia” e incide en el valor que aportan estos establecimientos.

Por un lado, González apunta a la accesibilidad de las farmacias: “puede que en zonas urbanas sea más fácil acceder a un centro de salud, pero todo ello se va dificultando en entornos rurales o en casos de cierres temporales de consultorios, donde siempre habrá una farmacia”, recuerda. Los datos con los que se cerró la primera jornada de test masivos a la población en Puente de Vallecas indican que, de los cerca de 1.000 residentes citados este 29 de septiembre para realizarse las pruebas en un único punto (un centro de salud), acudieron menos del 30 por ciento. ¿Habrían mejorado las cifras de este “llamamiento” si los residentes hubieran tenido más opciones (lugares, horarios, flexibilidad de citaciones, etc.) para realizarse la prueba a lo largo de la jornada)?

Por otro, González recuerda que la farmacia está capacitada para interpretar los resultados de los test rápidos y asegurar la trazabilidad “inmediata” de los mismos: su registro y comunicación al Servicio Madrileño de Salud. Por último, recalca una tercera ‘pata’: la farmacia podría eliminar correctamente los residuos generados en la realización de estas pruebas (bien sean reclamadas a título particular por los ciudadanos o en el marco de la estrategia de la Administración).

Apoyo del CGCOF

Desde el Consejo General de Farmacéuticos se valora positivamente la iniciativa planteada en Madrid. “Es una muy buena noticia para los madrileños que la Comunidad y el Colegio de Farmacéuticos estén trabajando para incorporar a los farmacéuticos en las estrategias contra la COVID y en la realización de test rápidos”, apunta su presidente, Jesús Aguilar. Cabe recordar que la semana pasada esta institución hacía un “llamamiento urgente” a las autoridades sanitarias para que, entre otras medidas, facilitasen la realización de estas pruebas en las boticas.

“La situación exige hechos, decisiones y emplear todos los recursos a nuestro alcance para derrotar al virus. Por eso las propuestas de la Farmacia en estos momentos son muy importantes, y animamos a la Comunidad de Madrid a que siga por el camino iniciado e implique a la red de farmacias a través del COF Madrid en una estrategia integrada de salud pública para derrotar este virus que amenaza a la salud de las personas”, añade Aguilar.

Por último, el presidente del CGCOG considera que, iniciativas como la realización de test de antígenos en las farmacias madrileñas “son propuestas cuya puesta en marcha depende de la voluntad de las Consejerías de Sanidad”. ¿El motivo? ” Se pueden articular mediante un programa específico de Salud Pública, según nos ha transmitido el propio Ministerio de Sanidad en respuesta al Protocolo sobre la participación de la farmacia en la detección precoz de la COVID-19 que el Consejo General hizo llegar al propio Ministerio”, informa Aguilar.