EL GLOBAL Valencia | viernes, 06 de octubre de 2017 h |

El COF valenciano ha presentado los resultados preliminares del servicio de indicación para síntomas menores en el ámbito de la farmacia comunitaria (Indica +PRO). Un proyecto en el que ha participado el Micof junto a Sefac y las Universidades de Sydney y Granada y que cuenta además con la participación de la Consellería de Sanitat, Semergen, Semfyc, el Colegio de Médicos de Valencia y asociaciones de pacientes.

Fernando Martínez, profesor titular de la Universidad de Granada y responsable del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica y Charlie Benrimoj, head of Graduate School of Health of University of Technology Sydney, fueron los encargados de dar a conocer el Programa. Tras la presentación, se mostraron los resultados preliminares en los que cabe resaltar que el farmacéutico comunitario modificó el tratamiento que el paciente había solicitado en cerca del 30 por ciento de los casos al detectar que este era erróneo o que la dosis prescrita era incorrecta.

Jaime Giner, presidente del COF valenciano, destacó que “la farmacia comunitaria permite que el paciente pueda tratar y mejorar sus síntomas en el mínimo tiempo y que haga un buen uso de los medicamentos no sujetos a prescripción médica, asimismo contribuimos a la sostenibilidad del sistema sanitario a través de la optimización de costes sanitarios”.

Por su parte, Jesús Gómez, presidente de Sefac, añadió que “para obtener resultados de salud es clave la colaboración multidisciplinar entre médicos y farmacéuticos tal como se está haciendo con este programa, así como que la Administración valore y avala el trabajo llevado a cabo por la farmacia comunitaria con el servicio de indicación farmacéutica”.

La iniciativa tiene como objetivo valorar el ahorro que se produce si la atención a los síntomas menores se realiza desde la farmacia comunitaria respecto a la consulta de atención primaria o a los servicios de urgencia. De hecho, del estudio se desprende que el 90 por ciento de la demanda registrada en síntoma menor se realizó en farmacia comunitaria. Esto se debe a que el paciente suele acudir en la mayoría de los casos a su farmacia, antes que a su centro de salud, cuando padece algún tipo de molestia para que el profesional farmacéutico le recomiende el medicamento más adecuado para un problema de salud concreto.

Para la realización de este programa, se ha realizado un pilotaje en 19 farmacias de las localidades de Ontinyent y Puerto de Sagunto y 4 centros de salud de la misma zona. La iniciativa consistió en un registro de los datos de las indicaciones en 12 síntomas menores cuyos protocolos de actuación se han consensuado entre las sociedades científicas citadas y el Colegio. Dichos síntomas menores son acidez, cefalea, congestión nasal, diarrea, dolor de garganta, dolor menstrual, flatulencia, herpes labial, pie de atleta, síndrome catarral/gripal, tos y vómitos.

Durante el mes que ha durado el estudio, se han monitorizado un total de 72 casos y el 60 por ciento de las consultas fueron realizadas por mujeres, que padecían síntomas menores. De ellos, el 42 por ciento se debían a una consulta sobre uno de los 12 síntomas menores incluidos en el estudio, el 48,6 por ciento se debieron a una demanda directa en la que el paciente solicitaba una medicación concreta.

La tos, diarrea, cefalea y acidez son los 4 síntomas menores más consultados. En el 22 por ciento de los casos registrados el paciente padecía el síntoma por primera vez, por lo que tenía la necesidad de que el farmacéutico le indicara el medicamento adecuado para su dolencia. Asimismo, en cerca de un 10 por ciento de los casos el farmacéutico derivó al paciente a la consulta de atención primaria para evitar complicaciones.