Alberto Cornejo Oviedo | viernes, 01 de septiembre de 2017 h |

El Boletín Oficial del Principado de Asturias —en su edición del 14 de agosto— publicó la Resolución de la Consejería regional de Empleo por la que se valida y se ordena la inscripción del nuevo convenio colectivo de las farmacias asturianas para el periodo 2015-2019 firmado por la patronal Aefas y los sindicatos representativos del colectivo farmacéutico. El nuevo texto tiene carácter retroactivo para los años 2015 y 2016 (en los que el anterior texto fue prorrogado) y fija las condiciones para los ejercicios venideros (2017,2018 y 2019).

Cabe recordar que las farmacias asturianas, junto a las de Cataluña y Alicante como otros ejemplos, cuentan con su propio convenio colectivo al margen del nacional. En el caso del texto astur, y respecto a las retribuciones, para los años 2015 y 2016 —ejercicios en los que se prorrogó el anterior texto— no se contemplan variaciones salariales, lo que facilita que no tengan que producirse compensaciones ‘a posteriori’ (ver tabla).

Para este 2017 y siguientes (2018 y 2019) las tablas salariales se actualizan conforme al incremento del IPC, si bien siempre con un aumento mínimo del 2 por ciento si el IPC no crece por encima de este porcentaje. Así las cosas, para este 2017 se establece un salario base mensual (15 pagas) de 1.826,84 euros para licenciados y 1.309 euros para auxiliares. Los titulares deberán compensar los atrasos correspondientes a este 2017 a partir de este mes de septiembre.

Por su parte, el XXV convenio colectivo nacional —actualmente paralizado en los tribunales a la espera de una sentencia del Tribunal Supremo respecto a la validez del acuerdo alcanzado por la mesa negociadora— establece una retribución para el actual ejercicio de 1.798 euros para los empleados licenciados, por lo que las condiciones económicas en las boticas asturianas se revelan ligeramente superiores. Incluso, para los próximos años, las subidas que plasma el XXV convenio (un 1,5 por ciento tanto en 2018 como en 2019) también serían inferiores a los incrementos que registrarían los salarios de los empleados en el Principado, dado que nunca serían inferiores al 2 por ciento.

A expensas de conocer la evolución del IPC, en especial si es superior a un 2 por ciento, para 2018 los licenciados en Farmacia que trabajen en farmacias asturianas tienen asegurado un salario base mensual de 1.863,37 euros, que subirá cuándo menos a los 1.900 euros en 2019. Eso sí, ya para 2020 y, en su caso, siguientes, se actualizará al alza en el 50 por ciento del incremento del IPC, sin que quepa actualización a la baja, en tanto no sea aprobado un nuevo convenio.