Premios BiC

Como consecuencia del impacto, alarma social y/o  ¿expectativas de negocio? que ha generado el coronavirus, y tal como ha venido informando EG, los stocks de mascarillas aún siguen al límite —en el mejor de los casos— o agotados —en su mayoría— en las oficinas de farmacia españolas. Sin embargo, “no todo vale”. Y no nos referimos (solo) a esos intentos de acopio con finalidades económicas que no responden a una necesidad sanitaria real —“nos llegan a pedir 400 unidades de golpe”, contaba a esta publicación un farmacéutico comunitario madrileño—. Nos referimos a que, para prevenir una posible contagio por 2019-nCoV del que sigue sin haber riesgos reales en España, “no todas (las mascarillas) valen”.

En este sentido, son las mascarillas autofiltrantes las que se revelan como prevención básica y efectiva frente a la infección. Según recomienda la Organización Mundial de la Saluden una información de la que se hace eco Gaceta Médica—para frenar la propagación del virus se deben utilizar las mascarillas antifiltrantes N95, que equivalen en Europa a las FFP2. De nada valen las mascarillas de papel de las que, por ejemplo, también busca hacerse acopio la comunidad china que de manera especial visita estos días las boticas españolas.

El nivel de clasificación es primordial para garantizar la seguridad de los usuarios que portan las máscaras. Las mascarillas autofiltrantes presentan distintos niveles de protección homologados con la normativa europea: FFP1, FFP2 y FFP3. El nivel de protección tipo FFP2 está recomendada para el personal sanitario que entre en contacto con pacientes infectados, con la precaución de emplear el nivel más alto en caso de realizar intervenciones.

Roche Farma España ha donado 25.000 mascarillas (imagen) a Roche China.

Por ejemplo, Roche Farma España ha anunciado la donación a Roche China un cargamento de 25.000 mascarillas quirúrgicas para fortalecer la prevención de la transmisión del nuevo coronavirus (2019-nCoV) en el país asiático, foco originario.

Sin existencias

“Vas a tener problemas para encontrar cualquier mascarilla FFP2 en España”. Así lo siguen confirmando desde la multinacional 3M, aunque solo hay un caso positivo por coronavirus en nuestro país.

“En España se han hecho varios pedidos de material pero no se pueden exportar a China”, afirma Gema Martínez, técnico de 3M. “Lo que se está haciendo es dar prioridad a los distribuidores y a los hospitales porque hay problemas en cuanto a la cantidad. Por tanto, se está seleccionando muy bien a quien se le pueden facilitar las mascarillas“, añade la especialista.