Premios BiC

En Noruega, donde la vacunación de la gripe en farmacias —y por farmacéuticos— lleva años asentada, ya piensan en el siguiente paso. “Con pequeños cambios normativos, podríamos vacunar en el futuro de la COVID-19; tenemos 900 farmacias preparadas y trabajando para ello”, sugirió Hanne Andresen, directora de Asuntos Farmacéuticos de la Asociación de Farmacias de Noruega durante uno de los seminarios que abordó el papel de los boticarios en la vacunación del congreso FIP Virtual 2020 que está celebrando la Federación Internacional Farmacéutica (FIP).

Dado que ni tan siquiera existe aún vacuna frente a la COVID-19, este ofrecimiento no deja de ser aún un deseo o anhelo. Pero deja bien claro las dos velocidades a las que viaja la farmacia internacional —y las Administraciones nacionales— respecto a su papel en vacunación: mientras que en países como España se rechaza todavía la posibilidad de que las farmacias puedan ser puntos complementarios de vacunación frente a gripe (una realidad consolidada en muchos países y con resultados exitosos), en otros ya se piensa incluso en asumir la futura vacunación de la COVID-19.

De vuelta al país escandinavo, esta nueva campaña antigripal trae (positivas) novedades para su red de farmacias. Por primera vez desde que comenzaron a administrar vacunas en 2017, los farmacéuticos también podrán “prescribir” la vacuna. Hasta ahora, podían inmunizar a la práctica totalidad de la población (salvo niños menores de 10 años o pacientes con contraindicaciones), pero siempre que se presentase una prescripción médica. “Son grandes noticias para nosotros; en especial en esta temporada en la que coinciden gripe y COVID-19”, expuso su representante en este seminario.

Las prescripciones farmacéuticas de la vacuna antigripal deben regirse por un procedimiento estandarizado (vigente desde el 8 de septiembre) y no pueden ser realizadas —firmadas— por los titulares (para mantener cierta independencia de intereses económicos del acto). Las inmunizaciones realizadas quedan registradas en la base de datos del sistema sanitario noruego.

Estrategias fallidas en vacunación

En este mismo seminario organizado por la FIP, Bram Palache, miembro de la Federación Internacional de la Industria del Medicamento (Ifpma), también considera que “las farmacias comunitarias son un lugar perfecto para aumentar la vacunación”. Respecto a la relación entre gripe y la pandemia, este profesional cree que “la inexistencia de una vacuna frente a la COVID-19 pone más en valor la importancia que tiene contar con vacunas para otras patologías, como puede ser la gripe”.

Ahora bien, el representante de la Ifpma es consciente: “las estrategias de cobertura, en especial para pacientes de riesgo, no siempre se están revelando efectivas”. De ahí su apuesta por las oficinas de farmacia como apoyo para mejorar estos índices.