El Consejo General de Farmacéuticos ha presentado la Estrategia Social de la Profesión Farmacéutica. Se trata de una suerte de ‘hoja de ruta’ construida en torno a 13 proyectos en el ámbito social y cuyo propósito es que sirva como instrumento y palanca para canalizar el trabajo de los profesionales farmacéuticos en favor de la sociedad en los próximos años, contribuyendo así a acelerar las trasformaciones y retos previstos en la “Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030” del Gobierno de España, situando la sostenibilidad y los derechos de las personas en el centro de la acción.

De igual manera, esta estrategia materializa el segundo pilar de “Somos Farmacéuticos: Somos Asistenciales, Sociales y Digitales”, la, a su vez, estrategia global del comité directivo del CGCOF para esta legislatura.

Respecto a esta agenda social, durante su presentación, el presidente del Consejo General de farmacéuticos, Jesús Aguilar, ha destacado que, “contribuirá a la construcción de una sociedad inclusiva”. “La farmacia es un agente social de primer orden; una conquista social de los españoles. Por ello, hay que convertir a la red de farmacias en una red de impacto social positiva”, ha añadido.

Por su parte, Ana López-Casero, tesorera de esta corporación farmacéutica nacional, ha enfatizado el “compromiso moral” que tiene la profesión farmacéutica con la sociedad y lo mucho que puede hacer este colectivo “para hacer frente a situaciones de vulnerabilidad”.
Asimismo, Enrique Santiago Romero, secretario de Estado de la Agenda 2030, ha destacado que la Estrategia Social de la Profesión Farmacéutica “va a ser un gran instrumento palanca para los profesionales farmacéuticos, con el fin de alcanzar una sociedad donde nadie quede atrás, más justa e igualitaria”.

En este sentido, ha destacado la colaboración de los farmacéuticos en la lucha contra la violencia de género a través de su adhesión al Pacto de Estado contra la violencia de género o la iniciativa “Mascarilla 19” para alertar de posibles casos desde las oficinas de farmacia, pues en marcha desde el confinamiento domiciliario de 2020.

Siete programas, 13 proyectos

La agenda social presentada por el Consejo General se estructura en cinco líneas de acción u objetivos: mostrar al farmacéutico como un motor de transformación social clave para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible; conseguir más impacto social; innovar en la acción social profesional; una mayor visibilidad hacia los grupos de interés y generar alianzas en este campo.

“Las líneas de acción de la Estrategia Social están basadas principalmente en el cumplimiento de los ODS, la investigación, innovación y digitalización, así como la profesionalización de los servicios farmacéuticos con un claro compromiso social”, ha indicado al respecto Ana López-Casero. Para ello, los objetivos de la citada Estrategia Social de la Profesión Farmacéutica se articulan en 7 programas marco con 13 proyectos específicos. Junto a iniciativas que ya son una realidad, esta estrategia incluye nuevos programas y proyectos, como es el caso de la creación de una Red de Farmacias contra la Soledad.

Los ‘destinatarios’ de todos ellos son: pacientes, infancia, mujeres, mayores y colectivos vulnerables. De forma complementaria, se creará también una plataforma de retos para apoyar proyectos de otras organizaciones sociales.


También te puede interesar…