El Global Madrid | martes, 13 de febrero de 2018 h |

La farmacia comunitaria reclama una total integración en la Atención Primaria, el desarrollo de los servicios farmacéuticos asistenciales y protocolos conjuntos con el hospital. Mientras, la farmacia hospitalaria apuesta por la individualización de las terapias, la mejora de resultados de salud y la innovación terapéutica.

Estas serían algunas de las sugerencias de la profesión farmacéutica a las Administraciones y formaciones políticas cara a un todavía hipotético Pacto por la Sanidad, como así quedó de manifiesto en una jornada organizada por Asedef este 12 de enero en Madrid. Un Pacto que desde Consejo General de COF, la empresarial FEFE, y las sociedades científicas Sefac y SEFH consideran necesario para garantizar un sistema sanitario sostenible y en condiciones de equidad, calidad e igualdad, y en el que se reivindica su papel como agente clave.

Según Luis Amaro, secretario general del CGCOF, el anhelado Pacto de Estado por la Sanidad debe incluir que la farmacia comunitaria esté totalmente integrada en los planes de cronicidad de las comunidades autónomas, además de una propuesta de desarrollo de los servicios farmacéuticos asistenciales dentro de los conciertos de prestaciones farmacéuticas. El secretario del CGCOF también es partidario de que los medicamentos que no precisen de una administración hospitalaria puedan ser dispensados en las farmacias comunitarias y que no haya criterios de precio que sean una barrera para su dispensación.

Por su parte, desde Sefac, su presidente Jesús C. Gómez reivindica en cuanto a los farmacéuticos desarrollar la salud pública y apostar por políticas que han funcionado en otros países, como la revisión de medicación y el seguimiento farmacoterapéutico. Asimismo, aboga por la integración y el trabajo con protocolos conjuntos con el hospital así como por la creación de la especialidad de farmacia comunitaria.

Desde FEFE, su presidente, Luis De Palacio, también pone el foco para el Pacto en la plena integración de la farmacia española en la Atención Primaria, a fin de “no recluirla solo a una prestación farmacéutica recortada”. “La farmacia debe participar de formar comprometida y responsable en la adherencia del paciente, dispensar la receta electrónica de cualquier territorio, y lograr una eficiencia burocrática.

Por parte de la farmacia hospitalaria, el presidente de la SEFH, Miguel Ángel Calleja, considera que el Pacto debe incluir la individualización absoluta de las terapias, desde la selección de los pacientes que mejor van a responder según su perfil genético hasta el cómo llega la medicación al paciente Para Calleja, “el Pacto de Estado debe tener como pieza fundamental la calidad terapéutica y la farmacia hospitalaria es una aliada, porque colaboramos con la selección y el posicionamiento de los mejores fármacos y lo materializamos con las guías farmacoterapéuticas”.