Alberto Cornejo Madrid | viernes, 08 de junio de 2018 h |

No sin ciertos desencuentros en todo este tiempo que ‘desandaban’ el camino ya emprendido, pero con la certeza de saber que, por el bien del sector, estaban “condenados a entenderse”. El asociacionismo empresarial farmacéutico (o parte de él) inició un hace años un reto, el de avanzar hacia un mayor protagonismo sectorial mediante la fortaleza y unión en una misma voz, que ha tenido en este 7 de junio un ‘antes y después’.

Este día se confirmó la próxima integración —efectiva a partir del 1 de enero de 2019— de la patronal farmacéutica madrileña Adefarma en la empresarial nacional FEFE. Ello supondrá, paralelamente, la disolución de la filial madrileña de FEFE (FEFE Madrid) y el paso de todos aquellos socios que lo deseen a Adefarma. Así se aprobó en las respectivas asambleas de ambas entidades

Tanto FEFE como Fenofar (la otra empresarial nacional que conforman Adefarma, junto a las patronales de Cartagena y Cantabria) venían negociando esta unión desde hace tiempo, no sin ciertos desencuentros en este tiempo que han venido alejando, y acercando, esta posibilidad. Incluso, con manifestaciones públicas que provocaron la paralización de las negociaciones.

El paso del tiempo —y la unión mostrada en otros campos, como la negociación del convenio colectivo de farmacias— volvieron a ‘calmar’ las aguas y abrir las puertas a llevar a buen puerto esta unión que dotase de mayor fortaleza al movimiento empresarial.

Ahora, ese entendimiento en el que venían trabajando los dirigentes de estas patronales ha sido también rubricado por sus respectivos socios. Así, las asambleas de FEFE Madrid y Adefarma celebradas el 7 de junio aprobaron, respectivamente, la disolución de la primera y la integración de Adefarma en la nacional FEFE. Cabe recordar que se trataría de una ‘vuelta’ dado que Adefarma ya perteneció a FEFE en el pasado, antes de salir de ella.

“Lo que se pretende con este acuerdo es hacer más fuerte a FEFE nacional. Unirnos en una única patronal acabará con una situación actual un tanto absurda y contraría a los intereses de los farmacéuticos”, indica Alexia Lario, presidenta de Fenofar. Precisamente, respecto a la situación en la que quedará Fenofar, Lario confirma que el objetivo es que tanto la empresarial de Cantabria como la cartagenera también se integren en FEFE.

Sobre la cántabra, se espera incluso que pueda ser una realidad también en enero de 2019, mientras que los plazos respecto a la murciana podrían demorarse más. Mientras tanto, Fenofar quedará en una situación de “no representatividad” y de práctica ausencia de actividad, confirma Lario.

Fefac desmiente conversaciones

Huelga decir que pese a estos movimientos, no se puede hablar de una completa unión del movimiento empresarial farmacéutico nacional, dado que todavía existe una patronal regional, la catalana Fefac —junto a sus respectivas empresariales provinciales— que no está integrada en ninguna federación de espectro nacional (FEFE o Fenofar).

Incluso, no parece ser que vaya a producirse novedades al respecto, al menos a corto plazo. En especial, porque primero habría que apagar ciertos ‘fuegos’ originados ese mismo 7 de junio. En el comunicado público con el que FEFE y Adefarma informaban de su próxima unión, se indicaba asimismo que actualmente se encontraban en “conversaciones con Fefac” para esa plena unidad.

Esta información fue rápidamente desmentida a EG por Antoni Torres, presidente de Fefac, amén de mostrar malestar por ello. “No me gusta que digan que estoy haciendo lo que no estoy haciendo. Desde luego, no es esta la mejor manera de tender y construir puentes”, indica.