Alberto Cornejo Madrid | miércoles, 21 de febrero de 2018 h |

Una vez trascendió este 20 de febrero –adelantado por EG– que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha suspendido cautelarmente el concurso puesto en marcha por la Generalitat valenciana para contratar la plataforma logística que canalizaría su nuevo modelo de prestación a residencias (Resi-EQIfar), desde la Administración se apresuraron en minimizar la importancia de esta medida. En un mensaje transmitido a EG, manifestaban que esta suspensión era un trámite procedimental que “solo afectaba a una parte del proyecto”. Asimismo, confirmaban que se mantenían en marcha otras ‘ramas’ del mismo como el desarrollo normativo que debe sustentar dicho modelo.

Ya se sabe que en política poco o nada es casualidad. Quizás en un golpe de autoridad y de dar respaldo a Resi-EQIfar y a los partidarios del mismo, apenas un día después de que trascendiese la suspensión cautelar de la licitación, la Generalitat valenciana ha sometido a consulta pública del proyecto de decreto que regulará esta prestación farmacéutica a centros sociosanitarios. Todas las partes interesadas o afectadas disponen de siete días desde este 21 de febrero para enviar sus sugerencias al texto.

La Generalitat corrobora así su aviso de que continuaría adelante con su desarrollo normativo, aunque mientras no se pueda convocar y resolver el concurso no será posible su implantación práctica (sobre el terreno). Las intenciones de la Administración valenciana pasan por poder implantar Resi-EQIfar en este 2018.

En la exposición de motivos de este proyecto de decreto, la Generalitat insiste en los argumentos que viene defendiendo para el cambio de modelo, en beneficio de la centralización del servicio en la Farmacia Hospitalaria a todo tipo de centros (públicos o privados). Así, entre otras cuestiones, se recuerda la “inequidad manifiesta” de la prestación entre residentes de centros públicos y privados que habría ocasionado el modelo vigente y la “excesiva concentración” de este servicio y su facturación entre unas pocas oficinas de farmacia. Así, considera que Resi-EQIfar facilitará esa equidad farmacoterapéutica, amén de una mayor calidad de todo el proceso e integración asistencial.

Cabe recordar que el COF de Valencia, una de las entidades más críticas con este proyecto al considerar que ningunea a las oficinas de farmacia en la prestación de este servicio y genera desigualdades, ya viene anunciado que recurrirá ante la Justicia el desarrollo normativo de Resi-EQIfar. Cabe recordar que la suspensión cautelar del concurso de licitación de la plataforma desde la que se prepararía y distribuiría la medicación a los centros también es consecuencia de un recurso presentado por este colegio y admitido por el Tribunal Administrativo Central.